La madre de Renzo, el niño de 7 años y con síndrome de Down que murió en 2017 tras caer desde un balcón en un edificio céntrico de la ciudad de La Plata, dijo que "desde el primer momento" supo que su hijo "no se tiró".

Al declarar en la primera jornada del juicio que se lleva adelante en La Plata al padre del niño, Diego Villanueva (38), y a su actual pareja Rosa Martignoni (32) por homicidio, Ángela Donato dijo: "Diego jamás fue cuidadoso con Renzo. Cuando era bebé me lo traía con los ojos, mejillas, brazos y cola marcados. Decía que se golpeaba porque era un chico. Ha tenido derrames en los ojos. Estando conmigo no se golpeaba", relató la mamá.

Vestida con una remera blanca que decía " Renzo" y que llevaba el dibujo de unas alas en la espalda, Donato recordó ante el Tribunal Oral Criminal (TOC) 3 platense que vivió "siete años en dúplex con escalera caracol" y que su hijo "jamás se cayó". Ambos acusados llegaron bajo arresto domiciliario. El hecho ocurrió cuando Renzo cayó desde un 7°piso.

El fiscal Marcelo Romero ordenó que se realice la reconstrucción del hecho con un muñeco. "Cuando se aplicó un impulso al muñeco para arrojarlo por el balcón, el muñeco cayó cerca del lugar donde realmente impactó el cuerpo del niño; lo que no sucedió cuando se simuló una caída accidental", detalló el informe pericial.