La empresa Metrovías emitió un comunicado donde lamenta la decisión gremial que paraliza la línea B de subterráneos y dijo que se debe a sanciones hacia un trabajador que había tenido "faltas laborales graves y reiteradas" y que "agredió y amenazó a un superior".

La empresa indicó que "ante la medida de fuerza iniciada a las 5:30 AM en la Línea B de Subte", informaba que la decisión gremial que motiva la misma "es en desacuerdo con el accionar de la empresa, frente al caso de un empleado que ha tenido faltas laborales graves y reiteradas"

"Dicha persona acumula más de 20 sanciones por ausencias injustificadas, y recientemente, al ser notificado de una nueva suspensión, agredió y amenazó a su superior", sigue la comunicación de la empresa.

"Lamentamos que la decisión de los representantes gremiales sea afectar a las 340.000 personas que todos los días utilizan la Línea B para trasladarse por la ciudad", concluye Metrovías, concesionaria del servicio de subterráneos.

La medida de fuerza había sido anunciada el miércoles por los trabajadores nucleados en la Asociación Gremial de los Trabajadores de Subte y Premetro (AGTSyP). El secretario ejecutivo de ese gremio, Claudio Dellecarbonara, había asegurado que la misma es en rechazo al "desconocimiento" que la empresa Metrovías ejerce sobre esa organización gremial.

Además, el gremio denunció en un comunicado una "escandalosa discriminación" por parte de Metrovías contra un trabajador que tiene un "hijo discapacitado", y sostuvo que realizaba la protesta en contra de su suspensión.

Fuente: Télam