Justina Lo Cane tenía 12 años y desde el 9 de agosto pasado esperaba un trasplante de corazón que le diera la posibilidad de seguir viviendo. Su estado de salud se agravó con el correr del tiempo y este miércoles falleció en la Fundación Favaloro. 

La niña, que encabezaba la lista del Incucai para recibir un trasplante de corazón, falleció el miércoles a las 10.30 de la mañana en la Fundación Favaloro, donde se encontraba internada a la espera de un órgano. Según las fuentes del lugar, la causa de la muerte habría sido un virus intrahospitalario.

Desde muy temprana edad, a Justina le habían detectado una cardiopatía que podía agravarse con los años. El pasado 7 de septiembre de 2017 entró de urgencia a terapia intensiva de la Fundación Favaloro y dos días después, cuando todos su órganos se descompensaron, la joven tuvo que ser conectada a un ECMO -soporte cardíaco y respiratorio-, mientras aguardaba en Emergencia Nacional un corazón para el trasplante.

La familia de la nena había iniciado #LaCampañadeJustina para concientizar sobre la importancia de donar órganos.  Juan Carr, creador del movimiento social "Red Solidaria" recordó que, según cifras oficiales, “todos los días nacen 2.200 argentinos y mueren 800”, y afirmó que “no faltan personas que mueran sino que faltan donantes”.