En la Legislatura Porteña el cortejo fúnebre retiraba los restos de Débora Pérez Volpin, al mismo tiempo que justicia allanaba el Sanatorio de la Trinidad para buscar el video de la endoscopia durante la cual murió la periodista.

Fue ordenado por el juez Gabriel Ghirlanda con el propósito de encontrar el cd donde se grabó el procedimiento, el disco rígido y el equipo con el que se llevó a cabo la endoscopia.

El procedimiento había sido solicitado por el abogado Diego Pirota, y también por la fiscal del caso Nanci Olivieri quienes representan a la querella.

Fuentes allegadas a la causa informaron que el video de la endoscopía no se encuentra agregado al expediente, aunque desconocen si es porque "el material no existe o porque no se retuvo durante el allanamiento".

Hasta el momento, la primera autopsia dio a conocer lesiones en el esófago y el estómago, pero el grado y el detalle de esas heridas se sabrá luego del estudio de microscopía.

Luego de ese estudio, se hará un histopatológico, que es un análisis químico de las muestras obtenidas en la autopsia del pasado miércoles.

La familia está convencida que el fallecimiento fue por el estudio y no por una complejidad anterior pero aclararon que no buscan un culpable sino "saber la verdad".

Hasta el momento, la anestesista Nélida Puente se presentó en la causa y designó un abogado, algo que no hizo todavía el gastroenterólogo que intervino en el procedimiento de endoscopia en el Sanatorio de la Trinidad, en el barrio porteño de Palermo.

Fuente: Télam