El juez federal Sergio Torres ordenó la detención de un policía federal y de dos manifestantes por los incidentes ocurridos en torno al Congreso el día que se trató la Reforma Previsional

El magistrado ordenó la “la inmediata detención del efectivo policial que el 18 de diciembre de 2017 arrolló con la motocicleta, que tenía ese día asignada Alejandro Gabriel Rosado”, a un joven cartonero que quedó herido en Hipólito Yrigoyen y Tacuarí. 

La escena fue reconstruida por la Procuraduría de Violencia Institucional (Procuvin), que este miércoles  remitió al juzgado una investigación preliminar en la que incluía el video del atropello y la declaración del joven atropellado, quien dijo que ese día ni siquiera participó de la manifestación. 

El magistrado solicitó al Ministerio de Seguridad, a cargo de Patricia Bullrich, que identifique al efectivo del Grupo de Operaciones Motorizadas que manejaba la moto, que pasó por arriba del cartonero cuando estaba tirado en el piso y le generó lesiones en el pecho y una quemadura en la pierna. 

El juez Torres dispuso también la detención de dos manifestantes identificados como Lucas Sauret y César Arakaki que, según el expediente, aparecen en distintos videos y fotografías “arrojando piedras” y “golpeando al agente (de la Policía de la Ciudad) que se encontraba en el suelo”.

Las imágenes en las que se ve a los dos manifestantes con orden de detención fueron aportadas por la División de Ciberpatrullaje de la Policía de la Ciudad y en ellas se ve a un agente de la división de Intervenciones Urbanas -Brian Escobar- tendido en el piso, según consta en el expediente judicial. 

Entre otras medidas ordenadas por Torres, se dispuso la identificación para su posterior indagatoria del efectivo de la Policía de la Ciudad que fue filmado mientras arrojaba gas pimienta en la cara de un jubilado, al que luego le asestó un golpe con un palo. 

El magistrado también citó a indagatoria para el 4 de enero a Mariano Stansiola, identificado por la División de Ciberpatrullaje de la Policía porteña como quien fue visto tirando piedras contra la policía con una remera que tenía una inscripción de la UOM (Unión Obrera Metalúrgica), según consta en el expediente. 

Otra de las indagatorias ordenadas por el juez para el 4 de enero fue la del sargento de la Policía Bonaerense Damián Alejandro Ferrero, quien el día de la manifestación vestía una camiseta del Club Deportivo Riestra.

Para tomar las indagatorias durante la primera semana de enero, el magistrado dispuso habilitar la feria judicial. En el juzgado federal 12 confluyen las investigaciones sobre el accionar de la policía el día de la manifestación y las denuncias contra quienes protestaron en Plaza Congreso.