El rector del Colegio Nacional Buenos Aires, Gustavo Zorzoli, afirmóque "va a terminar interviniendo la Justicia" en el caso del abuso sexual que denunció haber sufrido una alumna hace dos semanas durante la toma del establecimiento.

Asimismo, Zorzoli indicó que por el momento no habrá medidas contra el presunto agresor ya que la institución tiene la obligación de "garantizar el derecho a educarse" de ambos estudiantes. "Tomamos los mayores recaudos para no estigmatizar a ninguno de los jóvenes involucrados en esta situación. Lo que importa es la situación de nuestros dos estudiantes", aseguró el rector en conferencia de prensa en su despacho.

El directivo adelantó que se dio intervención al Consejo de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, que ya "convocó a ambas familias para una reunión durante la tarde de hoy". Al respecto, fuentes de ese organismo de la Ciudad aseguraron que están "trabajando con la adolescente y su familia".

Acerca de la posición del colegio sobre el abuso denunciado por una alumna de 14 años por parte de otro estudiante de 18, Zorzoli señaló que "hay dos estudiantes y el colegio se tiene que hacer cargo de las dos situaciones, tenemos que garantizarles el derecho a educarse. Nos toca un rol importante de cuidado de estos dos estudiantes".

El rector indicó que la institución no puede hacer una denuncia judicial con el argumento de que es la joven quien debe hacerla primero. "Si hubiera un margen jurídico para que yo pueda hacer la denuncia por supuesto que la voy a hacer", sostuvo Zorzoli, aunque de todos modos agregó: "Yo creo que sí va a terminar interviniendo la justicia".

El rector precisó que el abuso habría ocurrido durante la primera noche de la toma del colegio y que se enteró por la carta que la joven que denunció la agresión hizo circular primero por Whatsapp y luego en su Facebook.

Además, contó que el alumno denunciado se encuentra de viaje de egresados y que recién se reintegrará a la institución el próximo miércoles. "Por ahora puede seguir viniendo", dijo sobre el chico denunciado, aunque aseguró que sólo podrá permanecer en el colegio durante el horario de clase y no podrá quedarse fuera de turno. Ambos alumnos asisten en horarios diferentes.

Durante la conferencia, Zorzoli se cuidó de hablar de los estudiantes y opinó que "hay dos estigmatizaciones funcionando en paralelo. No hay una víctima ni victimario hasta que no se pruebe nada".

El rector informó que, apenas se enteró de la denuncia, se contactó con la Asesoría Legal de la Universidad de Buenos Aires (UBA), de donde depende el Colegio, y con el Consejo de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes donde, según explicó, aprobaron su actuación hasta el momento.

Alumnas preocupadas

Tras la conferencia de prensa, un grupo de alumnas de primer año aseguró que estaban "preocupadas por lo que pasó" y que la alumna que hizo la denuncia les pidió que "no se hable más del tema".

"Nosotros queremos que nos den más contenido de educación sexual y que se genere debate, porque esta chica se sentía culpable y mal cuando contaba lo que le pasó y por eso no quiere que nadie hable, acá no se habla del tema, y tiene miedo que la señalen", dijo una estudiante.

Otra adolescente señaló que están hablando sobre este caso con sus familias y que sus padres les aconsejan que "anden en grupos" y que vayan juntas al baño. También afirmaron que "la chica que denuncio le pidió al área de genero del centro de estudiantes que esperaran a que ella estuviera lista para hablar sobre el tema".

Fuente: Télam