En 2001 la Cristalería San Justo tuvo que cerrar debido a la profunda crisis que atravesaba el país. Con el esfuerzo de sus empleados y mediante una cooperativa la fábrica volvió a funcionar, aunque ahora hay empleados en serios riesgos de perder su trabajo porque deben cerrar.

Este año, sucede que por los tarifazos deben 6.000.000 de pesos de gas, y se vieron obligados a parar la producción. La fábrica trabaja con un horno que opera a más de 1.500 grados, el cual para alcanzar su máxima temperatura, y funcionar normalmente, requiere de siete días encendido.

Según sostuvo Juan Carlos Hidalgo, presidente de la Cooperativa: "Hoy nos llegan 2 millones de pesos por mes, antes de 2015 nos llegaba 300.000 pesos".

Esto, sin contar que además y por el servicio eléctrico pagan 140 mil pesos, recordando en el citado período la boleta era por 14 mil pesos.

La cooperativa, que emplea a 60 trabajadores y esta ubicada en Juan Domingo Perón 3927 en San Justo, y fabrica todo tipo de vajillas, luminarias y ópticas de autos fue visitada hace pocos meses, por el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, quien en diálogo con los empleados prometió salario social complementario y asignaciones para ayudar a pagar la luz y el gas.

Jorge Triaca visitando hace pocos meses la fábrica.

Por último, cabe recordar que en agosto de 2016 la Cristalería San Justo vivió una situación de similares características por lo que tuvo que permanecer cerrada durante cinco meses.

Este video fue grabado por los trabajadores hace 10 días