Gabriela Ramos necesita ayuda de forma urgente para poder comprar una silla de ruedas a motor que le permita movilizarse tanto dentro como fuera de su casa y cuyo valor asciende a 438 mil pesos. La mujer de 50 años vive en San Nicolás y padece miastenia gravis con compromiso respiratorio -requiere asistencia de oxígeno-, artrosis y artritis.

Al cuadro se le suma la parálisis de uno de sus brazos producto de la agresión sufrida de parte de hijo. “A los discapacitados no nos tienen en cuenta. Las calles están en mal estado, no hay casi rampas y las que hay no son lo suficientemente grandes como para que pase una silla de ruedas ni están señalizadas”, se lamenta la mujer.

Gabriela actualmente se maneja con una silla de ruedas desvencijada, que no tiene motor y que no le permite trasladarse fuera de su casa debido al mal estado de veredas y calles de San Nicolás. Ella pidió ayuda al municipio pero no obtuvo respuesta. Quienes puedan ayudarla, comunicarse al 02355 15677110.