Pintar una habitación es un método económico y práctico de renovar un ambiente, pero además es una eficaz herramienta decorativa si se utiliza para jugar con la creatividad. Las paredes con figuras geométricas son la última tendencia y cada vez más hogares se animan a incorporar estos diseños.

Este estilo de pintura tomó impulso en los últimos dos años gracias a su estética "instagrameable". La geometría se puso de moda primero con los vinilos, luego invadió los objetos decorativos como almohadones y alfombras, y más tarde llegó el turno de las paredes.

Sin embargo, esta técnica no es una novedad, en la década del `70 los patrones geométricos estaban presentes en miles de hogares. Ahora, la tendencia recobró fuerza y se "aggiornó" con una nueva paleta de colores, combinaciones osadas y figuras que escapan de lo clásico.

Aunque este tipo de pintura es más frecuente en habitaciones de niños y adolescentes, es también un gran recurso para darle un toque distintivo a cualquier espacio de una vivienda. Incluso se pueden crear diseños y patrones más sencillos para techos, pisos y paredes exteriores.

Las figuras geométricas aportan movimiento y amplitud a los ambientes. Permiten convertir la pared de un cuarto en una obra de arte, una habitación infantil en un sitio divertido o un simple baño en el espacio favorito de una casa.

Diseños geométricos

Utilizar rombos, círculos, triángulos, cuadrados, o líneas formando figuras que juegan con la geometría le dará un dinamismo a las paredes que solo se podía conseguir colgando cuadros y piezas de arte. Pero esta técnica es más económica y permite al pintor convertirse en un artista, incluso puede volverse una actividad familiar, ya que no requiere de un profesional.

Esta técnica permite al pintor convertirse en un artista.

En cuanto a las formas geométricas, se puede optar por utilizar plantillas o stencil del mismo tamaño para generar una trama de elementos perfectamente iguales, o modificar tamaños y orientaciones para lograr un efecto original.

Otra opción consiste en realizar el diseño con cinta de papel directamente sobre la pared y luego pintar con los colores seleccionados.

Los rectángulos son de las figuras más simples de hacer. No conllevan problemas de proporciones ni mediciones incorrectas y quedan bien en todos los espacios, lo que los convierte en una apuesta segura para incursionar en esta técnica decorativa. Pueden ir agrupados en tamaños pequeños y medianos, o con una o pocas figuras dominantes que cubran superficies más grandes.

Pintar cuadrados sobre una pared tampoco requiere mucho trabajo y, como la alternativa anterior, es una de las variantes más sencillas de llevar a cabo. En cantidades reducidas, otorgan un estilo minimalista a las habitaciones, aunque pueden aplicarse superpuestos o como un tablero de ajedrez para lograr un aspecto más moderno.

Utilizar rombos, círculos, triángulos, cuadrados o líneas formando figuras que juegan con la geometría le dará dinamismo y profundidad a los ambientes.

Las franjas horizontales o verticales, pueden aplicarse en sectores específicos de una pared u optar por cubrir toda la superficie. De ambas formas se genera un efecto óptico atractivo que irá mejor en una sola cara de un ambiente para no recargar la visual. Es importante considerar que los habitantes de la vivienda van a pasar mucho tiempo observando los diseños, por lo que es mejor no recargar.

Los círculos requieren algo más de trabajo para asegurarse de que queden parejos pero una vez terminados, se roban todas las miradas. Estas figuras pueden ir dispersos para generar una trama u ocupar un sitio central en la pared, como por ejemplo, como respaldo de color para una cama. La superposición de círculos pequeños o medianos es perfecta para los cuartos infantiles.

Los triángulos son unos de los modelos más utilizados, siendo así la tendencia que más a menudo se ve. Pueden aplicarse en un espacio blanco y pintarlos de varios tamaños y colores, o también se puede combinar con tonos blancos y negros.

Por su parte, los rombos son una opción ideal para plasmar en la pared todas las tonalidades que resaltan dentro de la habitación o resaltar los colores principales de la misma. También se puede emplear un mix de figuras, otorgándole un toque moderno y original al espacio.

Paleta de colores

Una vez elegida la figura geométrica y el diseño que irá en la pared, es momento de pensar en los colores. Las tonalidades pasteles y desaturadas son la última moda, estas son apropiadas para conseguir un resultado final suave y no tan invasivo.

Por su parte los acabados mate otorgan una sensación de relajación, ideal para habitaciones.

En cambio, una paleta de colores vivos y fuertes puede contagiar alegría y dinamismo a los espacios. Esta alternativa es perfecta para cuartos de niños, una pared del living o comedor, un muro externo, la puerta de un garage, un patio o una terraza.

La mezcla de colores se puede aprovechar para completar la decoración con muebles, almohadas y cualquier elemento dentro de una habitación.

Un mix de figuras brinda un toque moderno y original al espacio.

La correcta combinación de figuras geométricas y colores hace a la calidez de un ambiente y del hogar. La idea es conseguir un estilo propio para cada espacio y convertirlo en una pieza original y fácil de hacer.

Paso a paso:

No hace falta ser un gran experto para pintar paredes con esta técnica, pero sí es necesario planificar. Los puntos más importantes para que el proyecto quede como se ve en las revistas de decoración, es pensar el diseño, dibujarlo en papel y luego tomarse todo el tiempo que haga falta para dividir la pared con cinta en las secciones que se necesitan para completar el modelo.

  1. Crear la figura con cinta

Para empezar, marcar el diseño de las formas geométricas en la pared. Usar cinta de enmascarar o de papel para que el resultado sea lo más limpio posible y el proceso mucho más rápido. Delimitar las diferentes figuras con la cinta y luego preparar los elementos para pintar.

La forma correcta de fijar la cinta sin que las figuras del diseño se vean alteradas, es siempre hacia el mismo lado: la cinta sobre la línea en el caso de que sea horizontal y a su izquierda si fuera vertical.

No hace falta ser un gran experto para pintar paredes con esta técnica, pero sí es necesario planificar.
  1. Elección de tonalidades

Buscar una combinación de colores que complemente la decoración del espacio. Si hace falta inspiración, se pueden encontrar miles de opciones en Internet, y sino se puede recurrir al asesoramiento que ofrecen las grandes tiendas de pintura. Al ser una técnica que se ha vuelto muy popular, los comercios ya trabajan incluso con productos específicos para este tipo de trabajo.

Para pintar, se pueden utilizar tres elementos diferentes según el espacio: un rodillo para las zonas más amplias, un pincel especial para pinturas plásticas para las zonas medianas y una brocha redonda para llegar a los rincones más difíciles.

Para realizar diseños que llevan una superposición de colores es fundamental esperar los plazos determinados entre una mano y otra.

  1. Retirar la cinta

Una vez que la pintura haya secado por completo es seguro retirar la cinta, pero debe quitarse con mucho cuidado para evitar quedarse con un resto de pared en la mano.

Ver más productos

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Sexo ATR y gratis a tu casa en fase 1

Sexo ATR y gratis a tu casa en fase 1

Para aprender con los chicos sobre la Revolución de Mayo

Para aprender con los chicos sobre la Revolución de Mayo

Para los fans de Star Wars en su día

Para los fans de Star Wars en su día

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Cómo ahorrar y ganar plata en medio de la crisis

Cómo ahorrar y ganar plata en medio de la crisis

Tuvo leucemia a los 14, sobrevivió y escribió un libro

Tuvo leucemia a los 14, sobrevivió y escribió un libro

Celebración virtual del Día Mundial del Libro

Celebración virtual del Día Mundial del Libro

Homenaje a los trabajadores de la salud

Homenaje a los trabajadores de la salud

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Ver más productos