Por Francisco Nutti 
@frannutti 

Un cruce de miradas durante una tarde de trabajo dio comienzo a una amistad que se prolongó a través de los años. Él, sereno y callado, colaboraba como peón en un campo de San Luis. Ella, tímida y espléndida, visitaba la finca todos los días para realizar las tareas de limpieza. Allí forjaron una relación estrecha que se congeló cuando ambos se jubilaron.

Pero dos décadas más tarde, Martín Palacios, nacido en la localidad de Naschel, en San Luis, festejó sus 103 años y tuvo la brillante idea de invitar a su amiga, doña Geroma, de 105, quien asistió sin dudarlo. El reencuentro se produjo en el asilo de ancianos San Joaquín & Santa Ana, ubicado en un pueblo a 120 kilómetros de la capital puntana.

Con una torta de por medio, familiares y amigos celebraron el cumpleaños junto a la invitada estelar. Si bien los dos abuelos sabían que unas pocas cuadras los separaban, nunca se dio la oportunidad de visitarse por problemas de salud. De hecho, esta fue la primera vez en más de 20 años.

El reencuentro se produjo en el asilo de ancianos San Joaquín & Santa Ana, ubicado en un pueblo a 120 kilómetros de la capital puntana.

Juntos para siempre

La historia de los dos comenzó hace medio siglo. Ambos coincidían en sus actividades laborales y particularmente en un lugar: en un campo de la familia Bertone, a 3 kilómetros del pueblo. Claudio Pereyra, nieto de la mujer, contó cómo fue el momento más esperado. "Cuando se vieron, se pusieron re contentos y durante cuatro horas estuvieron hablando sin parar. Se abrazaron y compartieron una hermosa tarde".

En tanto, una de las enfermeras del lugar le dijo a Crónica: "Tuvimos un evento muy importante donde se le festejaron los 103 años a Martín. Él pidió lechón y torta, así que todos sus deseos se cumplieron durante el día con el almuerzo y el festejo. No tuvo ningún problema para comer, disfrutó cada cosa que pidió. Todos los abuelos tuvieron un día diferente y sumamente divertido".

Otra de las personas cercanas a don Palacios señaló: "Martín es muy cariñoso, un gran ser humano. Suele ser tranquilo y ama a los niños. Cuando mi nieta Zoe estuvo internada en el Hospital Garrahan, siempre me preguntaba y se preocupaba por ella. Conozco muchas historias pero la de él es una muy fuerte. Y realmente tiene mucha importancia que la gente que no vive en un hogar o que no sabe de un geriátrico tenga otra visión, porque los geriátricos ante la sociedad están muy mal vistos. Y hay que demostrar que no todos son iguales, que acá abuelos como Martín viven en excelentes condiciones".

Palacios, que llegó hace cuatro años al asilo, entró en el corazón de todos sus compañeros por su manera de ser. "Como no pudo seguir trabajando por su edad, la familia de su patrón decidió internarlo acá, ya que su salud se deterioraba por el frío del campo. Así que decidieron protegerlo y dejarlo a nuestro cuidado", argumentó una profesional de la salud que trabaja donde reside el abuelo centenario.

Ahora, quien pronto cumplirá años es doña Geroma. La celebración será el 26 de junio y tendrá como invitado especial al hombre que ya prometió que no se perderá el festejo por nada del mundo.

Ver más productos

La iglesia recuerda hoy a santa María Crucificada de Rosa.

La iglesia recuerda hoy a santa María Crucificada de Rosa

Esta frase surgió en una reunión de gabinete económico con el Presidente.

Para el gobierno "el pueblo no tiene por qué pagar otra vez un préstamo"

Los feligreses demostraron la devoción por la Virgen en su día (Carlos  Ventura - Diario Crónica)

Ceremonia impregnada de espíritu bergogliano

Ver más productos