Al menos 29 chicos murieron y otros 30 resultaron heridos durante un bombardeo contra un autobús en el norte de Yemen, según afirmó el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), que agregó que los cuerpos de las víctimas fueron enviados a un hospital en la provincia de Saada.

Así se vio la explosión que acabó con la vida de 50 personas.


El ataque aéreo fue realizado por una coalición comandada por Arabia Saudita. El bus que trasladaba a los menores, todos ellos de entre 10 y 15 años, circulaba a través del mercado de la ciudad de Dahyan.

La Cruz Roja anunció hay 30 muertos y podría aumentar la cantidad con el correr de las horas.

Un hospital con apoyo del Comité Internacional de la Cruz Roja "recibió los cuerpos de 29 nenes de menos de 15 años y 48 heridos, entre ellos 30 menores", anunció la organización en su cuenta oficial en Twitter.

Así atendían a los menores que viajaban a una colonia y terminaron siendo bombardeados por un grupo armado.

 El grupo militar bajo mando saudita que interviene en Yemen afirmó por su parte haber realizado "una acción militar legítima" en el sector. 

 

El CICR explicó que el ataque iba dirigido contra un autobús que llevaba nenas a un mercado de Dahyan, en el norte de la provincia de Saada, una zona controlada por los rebeldes hutíes en el norte de Yemen, en guerra. 

En Saná, la capital de Yemen controlada por los rebeldes hutíes, un portavoz del CICR explicó que "el balance de víctimas no es definitivo, porque algunos fueron a otros hospitales"

La Cruz Roja y otros grupos humanitarios, socorriendo a las víctimas.

"El ataque que se registró en la provincia de Saada es una operación militar legítima contra elementos que (...) dispararon un misil hacia la ciudad de Jizan, causando un muerto y heridos entre los civiles"  el miércoles, señaló en un comunicado.