Thirawat Khuensungnoen, un pibe de 22 años oriundo de Tailandia, murió al recibir una descarga eléctrica mientras usaba su celular, que se encontraba conectado a la corriente.

Fue Duangdeun, la madre del joven, quien encontró el cuerpo en el interior de su vivienda ubicada en la provincia de Nakhon Ratchasima.

La mujer, en dialogo con medios locales, contó: "Estuve esperando que Thirawat llegara al mercado donde ambos atendemos un puesto, pero al notar que no venía, decidí ir yo misma a nuestra casa para buscarlo".

Al forzar la cerradura, Duangdeun encontró el cuerpo del chico en el suelo. Ella reveló angustiada: "Tenía el teléfono en la mano, y el cargador estaba enchufado. El dedo índice de la mano derecha se le había desprendido por la potencia de la descarga eléctrica que recibió".

Adicción al celular:

Entrevistada por medios de comunicación, la madre afirmó que su hijo "era adicto a jugar con el teléfono, lo usaba demasiado”.

Las autoridades encargadas de investigar los hechos, determinaron que la descarga mortal ocurrió debido a que estaba usando el aparato mientras lo cargaba, ya que indicaron, lo anterior “puede causar que el teléfono se sobrecaliente y provoque un cortocircuito”.

Duangdeun afirmó que el muchacho "era un adicto al uso de ese aparato" e inclusive podía pasar horas mirando la pantalla de su smartphone.

Ver más productos

La Iglesia recuerda a San Juan Pablo II, Papa

La Iglesia recuerda a San Juan Pablo II, Papa

Miles de personas llegaron a la Plaza de Mayo desde distintos puntos de Capital y Gran Buenos Aires.

17 de octubre: una lealtad eterna

La Amazonia y la destrucción del mundo

La Amazonia y la destrucción del mundo

Ver más productos