@MelBerardiOk

La esperanza volvió a tierras australianas tras una devastadora temporada de incendios forestales, que se cobró la vida de miles de especies. En las últimas horas, el Australian Repitle Park dio la bienvenida a Ash, el primer koala nacido en cautiverio desde el inicio de esa catástrofe ecológica, en septiembre de 2019.

Ese santuario de animales está ubicado en la costa central de Nueva Gales del Sur, a pocos kilómetros de donde un argentino había emprendido meses atrás la enorme tarea de reforestar bosques que podrían tardar "quizás cientos" de años en recuperarse de la destrucción de las llamas. "La Argentina no está exenta de estos grandes incendios", advirtió el direc tor general de la Fundación Vida Silvestre, Manuel Jaramillo, a Cronica.com.ar.

En ese sentido, el abogado ambientalista Gustavo Madeira consideró a este medio que el fuego encendió un alerta sobre el cambio climático, por lo que es necesario un "compromiso" de los Estados, las empresas y los ciudadanos para alcanzar un "verdadero cambio".

Ash, "cenizas" en castellano, como homenaje a los miles de koalas fallecidos por las llamas.

Cristian Solera, de 28 años, llegó en agosto de 2019 a Avalon Beach, en Sydney desde Pocito, San Juan; y cuatro meses después, arribó a Port Macquarie, al norte de esa ciudad, una de las zonas afectadas por los voraces incendios en Australia.

Amante de los animales, el sanjuanino no dudó en ofrecerse como voluntario en el Hospital de Koalas, el único en el mundo, pero la lista era demasiado grande, contó a cronica.com.ar y no iba a poder sumarse a la causa. "Algo debía hacer y lo decidí. Empecé a hacer nuevos árboles y después de un tiempito, fui a reforestar los bosques".

Cristian trabajaba en jardinería desde hace 11 años, así como en sistemas de riego y parquizaciones, por lo que utilizó esos conocimientos para identificar brotes de vegetación en zonas no afectadas por el fuego, extraerlos y cuidarlos en improvisadas "macetas", unos vasos de gaseosas, jugos y café que juntó de basureros.

"Quizás para algunos era una estupidez o una locura, pero creo que de a poco, con un simple granito de arena, puede ser un buen comienzo para que todos pensemos que podemos recuperar lo que perdimos", reflexionaba Cristian en redes sociales, en las que compartía los avances de la iniciativa. 

Su motivación: "Que las personas no se den cuenta como estamos destruyendo el planeta. Y pocas personas actúen".

Cristian Solera, un sanjuanino en Australia.

La pandemia de Covid-19 atravesó los planes del sanjuanino cuando llevaba plantados más de 600 árboles en Taree, en la costa norte de Nueva Gales del Sur. "Tuve que volver a la Argentina pero apenas pueda regresar, continuaré", expresó.

Desde el pasado 24 de marzo, Cristian está con su familia en Pocito, donde realizaban el aislamiento obligatorio. Mientras tanto el joven juntaba ropa y alimentos para llevarlos con su amiga Micaela a comederos y merenderos de la provincia.

"La idea es siempre ayuda e intentar crear un mundo mejor", remarcó el sanjuanino. Los interesados en donar a la causa, puede comunicarse al 264 503-9472 o 264 471-4100.

Un país que evolucionó con el fuego

Los incendios son naturales en Australia, ya que sus bosques están preparados para recuperarse tras el paso de las llamas e incluso, “la dinámica de muchas especies dependen de eso para reproducirse y rejuvenecer”, explicó el ingeniero forestal y director general de la Fundación Vida Silvestre, Manuel Jaramillo, en diálogo con cronica.com.ar

Sin embargo, el fuego que arrasó con unos 180 mil kilómetros a lo largo de todo el país oceánico, esto es una superficie mayor que el tamaño de Uruguay o Camboya, lo que lo convirtió en uno de los incendios forestales más voraces de la historia.

Las lluvias ayudaron a extinguir varios focos, aunque en otras regiones decenas de incendios continuaron activos durante varios meses de este 2020, una situación que se agravó con la crisis por la pandemia de coronavirus.

El fuego también afectó comunidades de pueblos originarios, dejó 33 personas y mil millones de animales muertos, entre lo que cuentan la virtual extinción de koalas, y sin contar insectos y artrópodos, que “multiplicará varias veces ese número”, afirmó Jaramillo. 

“Lo que pasó es que el avance del fuego, por el viento y la materia seca, imposibilitó que algunas especies escaparan. Los bosques que se quemaron son muy biodiversos y en el caso de Australia, hay especies de muy poca movilidad, como los koalas y algunas aves, que no pudieron escapar del fuego, describió.

Las llamas arrastraron con unos 180 mil kilómetros en todo el país.

Además, estos focos ígneos “aumentan la escalada del cambio climático y el calentamiento global, ya que “aportan enormes cantidades de dióxido de carbono a la atmósfera, hay más gases de efecto invernadero y retroalimenta cada vez más incendios, más grandes y intensos”, explicó el ingeniero.

Estos siniestros, consideró Jaramillo, son “una clara demostración que el cambio climático es algo real” y de que no existe “capacidad de respuesta a nivel político, empresarial ni ciudadano” ante esta problemática. 

“Esto debe afectarnos desde la ética, como animal dominante del planeta, porque perdemos esas especies son el reservorio genético de la tierra en el futuro, afirmó y en ese sentido, expresó: “La recolonización de vegetación y animales para esas zonas es muy compleja. Hablamos de varias decenas de años, quizás cientos, para poder tener un ensamble parecido al original”“Hay que trabajar fuertemente en la restauración forestal”, sostuvo.

Para ello, el ingeniero sugirió evitar el ingreso de prácticas como la ganadería y la agricultura en zonas afectadas para que las especies que comiencen a brotar, generar semillas y florecer tras las llamas; y contar con voluntades de los ciudadanos y programas de financiamiento a nivel mundial para hacer frente a este siniestro.

Un verdadero cambio

"Es una catástrofe", afirmó Gustavo Madeira, abogado ambientalista en diálogo con cronica.com.ar, y aseguró que "la afectación de la biodiversidad va a quedar en la atmósfera, más allá del humo que llegó a las grandes ciudades e incluso alcanzó a la Argentina, porque los incendios emiten gases que agravan el calentamiento global".

“Las autoridades de ese país tienen un concepto negacionista del cambio climático, lo cual es lamentable, porque la matriz productiva está basada en carbón. El 70% de la energía deriva de las centrales térmicas, que están en retroceso en el mundo porque son las más contaminantes", explicó Madeira.

El gobierno australiano tampoco fue "cuidadoso de los bienes ambientales", indicó el abogado, y ejemplificó con la matanza de miles de camellos salvajes que "empezaron a genera conflicto con las distintas especies, incluída la humana, ya que ponían en peligro el agua que abastecía a comunidades aborígenes, animales y cultivos". "Van a tener que cambiar el criterio", agregó.

Es innegable que el cambio climático es una problemática que pone en alerta al mundo: en los últimos 30 años aumentó exponencialmente la temperatura del planeta, lo que se traduce en veranos más calurosos. "Cuando hablamos de frenar el cambio climático, la idea es no pasar el 1,5 grados desde la era preindustrial, pero en los últimos 8 años, la temperatura aumentó 0,2 grados, casi una quinta parte de lo que aumentó en 170 años (1,1 grados)", explicó Madeira.

Los incendios emiten gases que agravan el calentamiento global.

Este es un dramático llamado a concientizar sobre la necesidad de un "verdadero cambio", indicó el también integrante de Organización de Ambientalistas Autoconvocados, sobre todo "en la matriz energética", vinculada a los combustibles, fuente de los gases de efecto invernadero, y la forma de "producir alimentos y consumimos servicios".

"El 40% de gases de efecto invernadero es por la ganadería. Todo eso es un cambio cultural y lleva tiempo. Los países más desarrollados son más responsables y tendrían que tomar la iniciativa en este asunto", como Estados Unidos y China, que son los más contaminantes, consideró el abogado.

El 2030 será el punto de inflexión, aseguró Madeira, "si no se hace nada hasta ese año, no podrá haber un retroceso: los cambios en la naturaleza y nuestra forma de vivir van a ser drásticos. Estamos tiempo de empezar de cambiar".

La Argentina no está exenta

Madeira manifestó que el nuevo gobierno de Alberto Fernández, que asumió el pasado 10 de diciembre, generó "cierta expectativa", aunque criticó la designación de Juan Cabandié a la cabeza del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, ya que "no es un especialista y sus primeros pasos no fueron demasiados fructíferos al seguir el mismo criterio de generar energía a través del petróleo, con facilidades para las petroleras y aumentar la producción en Vaca Muerta".

"Creemos que tiene que haber una transición hacia las energías renovables y tenemos un potencial enorme en ese sentido, sobre todo en el sur del país con las energías eólicas, en el norte con la solar", afirmó el abogado.

Algunos de los árbolitos que preparaba Cristian para reforestar Australia.

Jaramillo, por su parte, coincidió en la necesidad de "promover una política de bajo carbono" en el país para "contribuir con los objetivos globales de reducción de emisiones, con los cuales la Argentina se comprometió con el Acuerdo de París y es tan responsable con los 199 países para reducir los efectos del cambio climático".

Además advirtió que la Argentina no está exenta de grandes incendios como el de Australia o en el Amazonas brasileño: “Los argentinos necesitamos ser responsables en el uso del fuego, sobre todo los que están de vacaciones en las zonas propensas a prender fuegos. El Sistema Nacional de Manejo del Fuego tiene que estar muy preparado en dar respuesta ante cualquier foco ígneo que puede transformarse en incendios de características enormes".

Ver más productos

10 libros para regalar el Día de la mujer

10 libros para regalar el Día de la mujer

El detrás de escena de Alberto Fernández

El detrás de escena de Alberto Fernández

30 discursos que cambiaron el mundo

30 discursos que cambiaron el mundo

Jeff Bezos, CEO de Amazon

Jeff Bezos: cómo fue el camino al éxito del CEO de Amazon

La educación que necesitamos

La educación que necesitamos

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Diario de emociones: el libro de la película Soul

Diario de emociones: el libro de la película Soul

Los primeros 1000 días de tu hijo son fundamentales 

Los primeros 1000 días de tu hijo son fundamentales 

Descubrí la Guía astrológica para 2021

Descubrí la Guía astrológica para 2021

La historia completa sobre Eva Duarte

La historia completa sobre Eva Duarte

Ver más productos