El Comité de Investigación ruso anunció haber iniciado un expediente penal para comprobar las informaciones de que dos personas fallecieron en Moscú después de que comieran una sandía.

"Tras la información publicada en los medios de comunicación sobre la intoxicación de una familia en el sureste de Moscú, se abrió un caso penal por indicios de un delito tipificado en el artículo 238 del Código Penal (prestación de servicios que no cumplen con los requisitos de seguridad y que provocaron muerte accidental)", dijo a la prensa la asistente superior del director del departamento capitalino del Comité de Investigación Yulia Ivanova​​​.

El jueves el medio Baza informó que tres miembros de una familia ingresaron el 8 de septiembre en unidades de cuidados intensivos después de cenar con una sandía.

El canal de Telegram noticioso 112 precisó que los intoxicados son una abuela, una madre de 38 años y su hija de 15 años. El padre de la familia, que no comió sandía, se encuentra bien.

La noche del jueves falleció la abuela, y la mañana de este viernes murió la adolescente.

La cadena de tiendas de alimentos Magnit, donde la familia compró la sandía, anunció que quitó de los estantes ese lote de melones de agua y comenzó una investigación interna.

Fuente: Sputnik

Ver comentarios