Bolivia anunció este viernes que hará cumplir a Argentina el contrato de compra-venta de gas natural, que se extiende hasta 2026, luego que Buenos Aires anunció que en dos años prescindirá del gas boliviano. 

"El contrato está vigente (y) lo haremos cumplir", dijo el ministro boliviano de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, tras que el secretario de Energía argentino, Javier Iguacel, anunciara que "en dos años más ya no vamos a necesitar el gas de Bolivia"

Nuestro país representa el segundo mercado para el gas boliviano, después del de Brasil, cuyo contrato culmina el próximo año. 

Bolivia debe entregar a Argentina un volumen de 5,2 TCF hasta 2026. Hasta ahora se han despachado 1,7, según Sánchez. Asimismo, diariamente suministra entre 18 y 20 millones de metros cúbicos del energético. 

Ambos países polemizaron en julio último por una factura impaga de 256 millones de dólares. 
Sánchez dijo que hasta fin de mes se sumará otro recibo por 133 millones de dólares.