Enrique Peña Nieto, afirmó este miércoles que la ejecución de los tres estudiantes desaparecidos en marzo en el municipio de Tonalá (Jalisco), asesinados y luego disueltos en ácido sulfúrico, “no quedará impune”.

En su cuenta de Twitter, Peña Nieto, quien se encuentra de visita oficial en España, donde esta mañana se reunió con el Jefe de Gobierno, Mariano Rajoy, escribió: “El Gabinete de Seguridad del Gobierno de México seguirá apoyando a la Fiscalía General del Estado de Jalisco..."

La Fiscalía de México confirmó este lunes que los estudiantes de cine Javier Salomón, Marco Francisco Avalos y Jesús Daniel Díaz fueron secuestrados, asesinados y disueltos en ácido por integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) que los confundieron con miembros de una banda rival.

El crimen fue condenado y repudiado por el gobierno y las organizaciones de derechos humanos, además de motivar la indignación entre actores y directores mexicanos.

La Fiscalía General de Jalisco confirmó el lunes que los testimonios de dos detenidos y las pruebas recabadas durante la investigación indican que los estudiantes de cine fueron asesinados y sus cuerpos introducidos en contenedores con productos químicos para disolverlos.

Los jóvenes llevaban desaparecidos desde el 19 de marzo pasado, cuando fueron interceptados al regreso de un rodaje por hombres armados que se identificaron como agentes de la Fiscalía estatal, de acuerdo con testigos.

Según la Fiscalía, los tres estudiantes de cine de la Universidad de Medios Audiovisuales (CAAV) fueron confundidos con miembros de la banda rival Cartel Nueva Plaza, ya que estuvieron filmando para un trabajo universitario en una finca en Tonalá sin saber que era un refugio de los criminales de esa banda, y los secuestraron en la ruta, cuando frenaron por un desperfecto de su vehículo. 

En ese momento, fueron interceptados por miembros del Cartel Jalisco Nueva Generación, que los trasladaron a una segunda casa a unos seis kilómetros de la primera.

La muerte de los tres estudiantes se suma a la larga lista de 104.000 homicidios ocurridos en México desde el inicio del gobierno de Peña Nieto, en 2012, y a los más de 200.000 asesinatos desde que empezó la guerra contra el narcotráfico hace 11 años.

El crimen evoca a los 43 estudiantes de la escuela ruralista de Ayotzinapa, en el estado de Guerrero, de quienes no se volvió a tener noticias desde septiembre de 2014, cuando fueron asesinados y cremados aparentemente por policías que respondían al intendente de la ciudad de Iguala.

La matanza marcó el principio del brusco descenso de aprobación ciudadana registrada por Peña Nieto, quien dejará el cargo con menos de 20% de popularidad.
 

Ver más productos

San Félix de Valois, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a San Félix de Valois

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos