Un ladrón de autos se volvió viral en las redes sociales por intentar engañar a la policía con una ridícula estrategia que casi funcionó. La historia del arresto de Joshua Dodson fue compartida en Twitter por la policía de Greater Manchester, y no tardó en llegar a la prensa internacional.

Los uniformados iniciaron un operativo de captura y arresto después de que el joven de 18 años fuera denunciado por robar un SUV Mitsubishi valorado por más de 10,000 libras esterlinas ($1.600.000 pesos argentinos), después de llenar el tanque de gasolina y escapar de la estación de servicio sin pagar.

 

 

 

 

 

La policía británica determinó que el joven se estaría escondiendo en la casa de su novia, en la ciudad de Manchester, y efectivamente era así. Cuando se percató que la policía lo había encontrado, el ladrón entró en pánico y buscó resguardarse en el único lugar donde podría pasar desapercibido: el interior del osito de peluche de 1,5 metros de su novia

Lamentablemente para Dodson, cuando la policía entró en la habitación de su novia y vieron al peluche sentado en la esquina "respirando", no tardaron en percatarse de su ridículo intento. "Cuando vimos a ese gran oso respirando durante el arresto, pensamos que algo andaba mal... ¡Luego encontramos a nuestro sospechoso hacinado dentro!", informó la policía.

 

 

 

El joven habría ingresado en el oso a través de una gran apertura en su costado, que se puede apreciar en las fotos compartidas por la policía regional en su cuenta oficial de Twitter. Las insólitas imágenes llamaron la atención de los usuarios, que le consiguieron al tuit más de 7 mil 'me gusta's y cientos de retuits.

Por su parte, Dodson fue detenido, enjuiciado y condenado a pasar 9 meses en prisión. Además de los presuntos delitos, también confesó haber robado una camioneta Vauxhall Astra en marzo, una caja de herramientas y dos tablets.

 

Una mujer fue detenida tras intentar vender a su hijo de 7 años para pagar sus deudas

 

Otro arresto llama la atención de la prensa internacional, pero no por ser simpático. En Rusia, una mujer intentó vender a su hijo de siete años a unos desconocidos para saldar las deudas económicas que tenía y fue detenida. La mamá ofreció al nene en las redes sociales y luego pactó un lugar de encuentro con unos supuestos compradores.

Las intenciones de esta madre, identificada como Nargiza, fueron detectadas por una organización benéfica, llamada "Alternativa", la cual lucha contra la esclavitud infantil. Unos integrantes del organismo, se hicieron pasar por "compradores", respondieron al anuncio de la mujer y acordaron pagar los U$S 5.000 que esta pedía, según informó el Daily Star.

 

La mujer fue detenida y el menor recibe asistencia psicológica.

 

La mujer y los "interesados" se reunieron en un shopping de Moscú. En el encuentro, la mujer aseguró que debía vender a su hijo porque tenía deudas acumuladas. Además, admitió que no sentía culpa alguna por lo que hacía, dado que al menor “no le importaba” ir a vivir con otra familia.

Hasta el final esperábamos que fuera una historia inventada, que sea una broma estúpida de alguien o un fraude por dinero. Sin embargo, cuando nuestro grupo, junto con los empleados del grupo de investigación del crimen organizado, partieron para el ‘trato’, presenciamos la venta del niño. Nargiza recibió el dinero y le dio al niño a una persona que no conocía”, detalló.

La mujer de 36 años permanece detenida. En tanto, su hijo, de quien la propia madre decía que había sido fruto de una relación anterior y que su actual esposo no lo quería, fue puesto bajo atención médica y psicológica mientras se resuelve lo mejor para su futuro.

Ver comentarios