Un suceso de crueldad y maltrato generó gran repudio. Una mujer intentó vender a su hijo de siete años a unos desconocidos para saldar las deudas económicas que tenía y fue detenida. La mamá ofreció al nene en las redes sociales y luego pactó un lugar de encuentro con unos supuestos compradores.

El hecho ocurrió en la ciudad de Moscú, en Rusia. Una mujer de 36 años, identificada por los medios locales como Nargiza, fue arrestrada por la policía y acusada de tráfico de niños tras haber puesto a la venta a su hijo a través de Internet.

Las intenciones de esta madre fueron detectadas por una organización benéfica, llamada "Alternativa", la cual lucha contra la esclavitud infantil. Unos integrantes del organismo, se hicieron pasar por "compradores", respondieron al anuncio de la mujer y acordaron pagar los U$S 5.000 que esta pedía, según informó el Daily Star.

La mujer intentaba vender a su hijo a la vista de todos en un shopping.

La mujer y los "interesados" se reunieron en un shopping de Moscú. En el encuentro, la mujer aseguró que debía vender a su hijo porque tenía deudas acumuladas. Además, admitió que no sentía culpa alguna por lo que hacía, dado que al menor “no le importaba” ir a vivir con otra familia.

Nargiza terminó siendo atrapada después de la operación encubierta. Tras la detención de la mujer, un portavoz de la organización benéfica reveló que esperaban que la mujer cambiara de opinión o dijera que se trataba de algún fraude.

Hasta el final esperábamos que fuera una historia inventada, que sea una broma estúpida de alguien o un fraude por dinero. Sin embargo, cuando nuestro grupo, junto con los empleados del grupo de investigación del crimen organizado, partieron para el ‘trato’, presenciamos la venta del niño. Nargiza recibió el dinero y le dio al niño a una persona que no conocía”, detalló.

La mujer de 36 años permanece detenida. En tanto, su hijo, de quien la propia madre decía que había sido fruto de una relación anterior y que su actual esposo no lo quería, fue puesto bajo atención médica y psicológica mientras se resuelve lo mejor para su futuro.

Por último, este suceso se produce en medio de preocupaciones en Rusia sobre el comercio de niños como esclavos sexuales o incluso a bandas del crimen organizado o traficantes de órganos. Es por eso que desde la organización benéfica alertaron que no sólo se trata de una cuestión económica, sino que hubo casos en donde mujeres vendieron a por sus hijos por sus "bajos estándares morales". 

Ver comentarios