El nene murió horas después de llegar al hospital.

Un nene de tres años se murió asfixiado luego de meterse en una lavadora mientras jugaba a las escondidas con su hermano mayor en Slupsk, Polonia. Autoridades investigan a los padres del menor, quienes declararon que dormían mientras ocurrió el trágico hecho.

El pequeño estaba jugando a las escondidas con su hermano mayor y eligió meterse en el interior del electrodoméstico y cerrar la tapa. En consecuencia, el nene no pudo salir, su familiar no lo encontró y dejó de buscar. Al otro día, sus padres lo encontraron dentro del artefacto en grave estado de salud.

Sus responsables, quienes dormían mientras ocurrió el hecho, lo llevaron al hospital, donde falleció. La autopsia determinó que la causa de la muerte fue asfixia. Investigan a los padres del difunto.