La serie Dexter mostraba a un psicópata “bueno” que usaba sus talentos para el asesinato y su trabajo como policía para el bien, que consistía en eliminar a algunos de los peores criminales con los que se topaba en su trabajo. El personaje principal de esta serie no es real, pero sí está inspirado en el asesino serial brasileño Pedro Rodrigues Filho, también conocido como "Pedrinho Matador".

Entre 1967 y 2003 el asesino en serie mató a 71 personas, incluyendo a 43 reos cuando ya estaba en prisión. Entres sus víctimas había asesinos, violadores, narcotraficantes y pedófilos.

La serie "Dexter" que se emitió de 2006 a 2013 estuvo inspirada en la vida de Rodriques Filho.

Pedro no era exactamente como Dexter, uno de los asesinos más famosos del cine y la televisión ya que nunca trabajó como policía, pero el personaje está inspirado en su historia y en su decisión de solo matar a personas que pensaba que merecían un castigo.

La historia de "Pedrinho"

Nació en una finca en Santa Rita do Sapucaí, en el sur de Minas Gerais, como informó en una entrevista a la Revista Época, en 2003 y el entorno familiar en el que se desarrolló era problemático.

La madre durante el embarazo de Pedro recibió una golpiza tan severa que bebé sufrió una lesión en el cráneo producto de una patada en el vientre que le dio su padre. En este complicado contexto, nunca fue a la escuela y comenzó su vida en el crimen a los 14 años. Aprendió a leer ya en la cárcel.

En la misma entrevista de la Revista Época, Pedro contó que la primera vez que sintió ganas de matar fue a los 13 años, cuando tuvo una pelea con su primo mayor. En esa oportunidad, lo empujó a una prensa de caña de azúcar y casi lo mata.

A los 14 años cometió su primer asesinato: mató al alcalde de la ciudad después de que su padre fuera despedido de su puesto de vigilante de una escuela bajo sospecha de robar comida.

Al poco tiempo, Pedro asesinó al guardia de seguridad que era el verdadero ladrón de comida y escapó a Mogi das Cruzes en Sao Paulo. Ahí, Pedro mató a un traficante de drogas, realizó algunos robos para poder sobrevivir y conoció a María Aparecida Olympia, la mujer de la que se enamoró y con la que vivió por un tiempo, hasta que ella fue asesinada por una pandilla.

Rodrígues se puso a buscar a las personas que habían estado involucradas con el asesinato de María, cada vez que contrataba a uno, lo torturaba, obtenía información para llegar al siguiente y después los mataba. Su objetivo era seguir avanzando hasta llegar a la persona que había asesinado a su pareja.

Durante su estadía en la cárcel, Rodrigues Filho mató a 47 reclusos.

El siguiente asesinato de "Pedrinho" fue el de su propio padre. Se dice que el papá de Pedro usó un machete para matar a su esposa y se encontraba en prisión, así que Pedro fue a visitarlo y logró meter un objeto con el que lo acuchilló varias veces hasta matarlo.

Rodrigues Filho continuó asesinando a muchos criminales y finalmente fue arrestado el 24 de mayo de 1973.

Durante su estadía en la cárcel, continuó matando a otros reclusos, cobrando la vida de 47 hombres. A veces mataba a los presos por su pasado como asesino de criminales, lo que provocó que la mayoría de la población carcelaria lo odiara.

Cómo fue su liberación

En 2003 Filho casi fue liberado de prisión, pero la solicitud fue rechazada debido a sus asesinatos dentro de la prisión.

Pedro recibió una sentencia de 400 años, pero la ley de Brasil en ese tiempo solo permitía una pena máxima de 30 años, pero, al haber cometido tantos crímenes, así que después de cumplir ese tiempo, y 4 años más por los crímenes que cometió en prisión, finalmente fue liberado en 2007 a la edad de 53 años. Y ningún otro crimen le fue atribuido después de eso.

Hoy, a los 67 años y se convirtió en orador, lanzó un libro y tiene un documental.

Además, cuenta con 184.000 suscriptores en su canal de YouTube (PedrinhoEXMatadorePabloSilva), donde comenta sobre delitos cometidos por otros. Recientemente, habló sobre la masacre de Ceilândia.