La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente de ese país, Frank Steinmeier, encabezaron un acto a 30 años de la caída del Muro de Berlín. Además de la celebración principal, se organizaron debates públicos y se montaron instalaciones artísticas y conciertos en diferentes ciudades del país. Steinmeier llegó al lugar acompañado de invitados extranjeros, entre ellos, los jefes de Estado de Eslovaquia, Polonia, República Checa y Hungría, a quienes agradeció por la enorme contribución de sus países a la reunificación alemana. "Sin el coraje y el deseo de libertad de los polacos, húngaros, checos y eslovacos, las revoluciones pacíficas en Europa del Este y la unidad alemana no habrían sido posibles", subrayó.

LEÉ TAMBIÉN: La historia del muro de Berlín, en primera persona

Por su parte, Merkel aprovechó el aniversario para recordar que "los derechos humanos no se pueden dar por sentado" y se refirió al aniversario como una fecha que recuerda "momentos felices e infelices".

"Hay que levantar la voz contra el racismo y el antisemitismo", afirmó la canciller. En tanto, el director de la Fundación Muro, Axel Klausmeier, destacó que "la revolución pacífica significa ante todo asumir responsabilidad, vivir la tolerancia, respetar y defender la democracia y los derechos humanos".

El 9 de noviembre de 1989 la división de Alemania llegó a su fin con la caída del muro que existió durante 28 de los 40 años que la nación estuvo partida. Según las investigaciones, al menos 140 personas murieron intentando cruzar al otro lado del paredón levantado por la extinta República Democrática.

Ver más productos

Santa Cecilia, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a Santa Cecilia de Roma

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos