El excÉntrico chef Nusret Gökçe, más conocido como Salt Bae, sigue despertando polémicas con su restaurante de carnes de Londres. Luego de volverse viral por un ticket excesivamente alto y un aviso de trabajo con un sueldo bajísimo, ahora llegó a los titulares de los medios ingleses por un crítica feroz que recibió: un cliente después de comer allí afirmó que "no vale la pena el precio".

Chiraag Suchak, un contratista del sector tecnológico de 33 años que trabaja para bancos de inversión y se identifica como millonario, visitó la sucursal del chef turco, pero no quedó conforme con el servicio.

Según contó en diálogo con MyLondon, sus amigos habían expresado interés en ir a Nusr-Et Steakhouse London Restaurant después de ver los distintos tickets exagerados que  circularon en las redes sociales, y agregó: "¿Cómo podría un hombre justificar cobrar 15 dólares (11 libras esterlinas) por un Red Bull o 870 dólares (630 libras esterinas ) por un bistec?".

Su visita llegó justo después de terminar un sándwich de pollo en McDonald's, cuando un amigo le aviso que tenían una reserva en el exclusivo restaurante.

Suchak, que se describe a sí mismo como "vegetariano" además de comer pollo, pidió cebolla frita por US$25 (£18), espárragos por US$25 (£18), puré de papa por US$16,50 (£12) y papas fritas por US$13,80 (£10), según consignó el medio, que señaló que el muchacho estaba un poco sorprendido y "decepcionado" por la falta de opciones de menú de pollo.

Además de algunas bebidas no alcohólicas y algo del vino de su amigo, le dijo a MyLondon que su parte de la factura, que incluye un cargo por servicio del 15 por ciento, fue de US$207 (£150 libras esterlinas esterlinas). Es decir, $20.226 de acuerdo al cambio oficial.

Cuando le consultaron sobre la comida, Suchak reconoció que "ni siquiera tenía tanta hambre" cuando llegó al restaurante, antes de admitir que estaba buena: “Yo diría que la comida es buena, pero no vale el precio que cobran”, sostuvo, y agregó: “Definitivamente he probado mejores”.

Asimismo, sus amigos, que pidieron el bistec y la hamburguesa dorada de US$138 (£100), llegaron a la misma conclusión: "El bistec definitivamente no es sorprendente", señalaron.

“En realidad vas por la experiencia, el ambiente y para hacerte una selfie con el chef. Estás pagando por ver a Nusr-Et y la forma en que corta el bistec con sus guantes negros, y eso que hace cuando aprieta la hamburguesa”, concluyó Suchak, quien también compartió una foto con Salt Bae en su cuenta de Instagram.

Chiraag Suchak subió a su Instagram una foto junto a Salt Bae.