Desde su introducción en 2009 y hasta la fecha, los grupos de WhatsApp son utilizados por los más de 2.000 millones de usuarios de la plataforma para estar en contacto con amigos, familia y compañeros de trabajo; y mientras ya forman parte de nuestra comunicación diaria, a nadie le gusta ser incorporado a un nuevo grupo sin permiso. Ese no fue el caso de Pablo Meixe, a quien sumaron a un grupo de WhatsApp que le cambió la vida.

En lo que él mismo describe en un video de TikTok como el episodio "más surrealista que me ha pasado en todo el año", el humorista español fue agregado a un grupo de WhatsApp masivo, compuesto enteramente por otras personas llamadas Pablo. Todo comenzó hace tres días, cuando nuestro Pablo recibió un misterioso mensaje de Instagram por parte de otro Pablo:

"Buenas Pablo, soy Pablo. A lo mejor te importa 3 cominos pero como Pablo me veo en la obligación de informarte que existe un grupo de Pablos", lee el mensaje. El desconocido prosiguió a detallar que el grupo está compuesto de 247 Pablos hasta el momento, y como evidencia le compartió una captura de pantalla de su propia llegada al grupo. Las presentaciones, como podrán imaginar, fueron tan ridículas como fútiles.

Un vistazo al grupo de WhatsApp que se volvió viral en TikTok.

Pablo no necesitaba escuchar más. Siguiendo el link enviado por Pablo, Pablo entró al grupo de WhatsApp que, tal como reza en su descripción, se trata de un "grupo de Pablos en el que los Pablos se reúnen con Pablos para hablar entre Pablos. Si te llamas Pablo, eres bienvenido, Pablo. Disfruta del grupo de Pablos, Pablo", explica, añadiendo que también existe un grupo en portugués para Pablos brasileños y piden que añadan a todos los Pablos que conozcan.

La diversión continúa, ya que Pablo llegó al grupo cuando sus integrantes se encontraban en medio de un intenso debate: ¿Qué hacer con los Pablos que tienen además un segundo nombre? A lo que uno de los Pablos sugería que "los Pablos puros" tuviesen derecho a hablar en el grupo sin límites, mientras que los de nombre compuesto "solo fines de semana y festivos".

El debate puede parecer superfluo, pero lo cierto es que esta comunidad de Pablos tiene una estructura legislativa: en un segundo video de TikTok detallando las actividades en el grupo de Pablos, Pablo muestra la Constitución de los Pablos. Entre otros principios sentados por el grupo, se destaca el artículo 5, "Si un Pablo encuentra una novia que no se llame Paula, esta se cambiará el nombre por Paula".

No hace falta decir que la surrealista anécdota se convirtió en una sensación viral en TikTok: el video original ya reunió más de 3,2 millones de visitas, su secuela 2,1 millones y la historia de los Pablos llegó a algunos de los medios más importantes de España. Sin embargo, esta fama trajo su lado negativo: la atención parece haber colapsado a los Pablos.

Al parecer son tantos los Pablos interesados que el grupo que ha sobrepasado el límite de participantes en WhatsApp, actualmente de 256 integrantes, por lo que tuvieron que inaugurar un grupo nuevo de Telegram. En su más reciente actualización, Pablo también denunció a los no-Pablos que intentaron ingresar en el grupo, solo para ser expulsados por los administradores.

Los impostores fueron expulsados por los Pablos administradores.

El grupo de los Pablos continúa siendo en gran parte un misterio, con los internautas preguntándose si continuarán construyendo su sociedad o buscarán reclutar suficientes Pablos para demandar representación parlamentaria en el gobierno de España.

Más allá de sus objetivos, una nueva amenaza se asoma en el horizonte digital: un grupo de Luises, supuestamente originado en 2019, que declaró la guerra a los Pablos por plagio. Pablo afirmó desde su cuenta de TikTok que su grupo no busca más que "paz y amor", pero los usuarios esperan expectantes futuras actualizaciones: