La ciudad canadiense de Toronto no sale de su estupor. Más restos humanos fueron encontrados y todo apunta a que el responsable es Bruce McArthur, más conocido como el Papá Noel asesino. De esta manera, ya son siete los crímenes de los que el sujeto fue acusado. Todas sus víctimas eran homosexuales.

Durante años, el jardinero McArthur se disfrazó de Papá Noel en centros comerciales y compartió imágenes suyas, con el tradicional atuendo rojo y blanco, en las redes sociales. Sin embargo, aquel sujeto que recibía niños en épocas navideñas, se hizo más conocido en las últimas semanas por sus aberrantes crímenes y este lunes se conoció un nuevo caso.

Un nuevo conjunto de restos humanos fue hallado y los investigadores apuntan a que el asesino serial de homosexuales, de 66 años, quien fue apresado en enero pasado, fue el autor del homicidio, el séptimo del que sería acusado.

Hasta el momento, solamente tres de sus víctimas fueron identificadas, una de las cuales, Andrew Kinsman, había mantenido una relación sexual con el propio McArthur.

También mató a Skandaraj Navaratnam, cuya desaparición fue denunciada en 2010, y Soroush Mahmudi, a quien se le había perdido el rastro en 2015. Todos ellos fueron identificados gracias al análisis de sus huellas dactilares y de registros dentales, aunque “todavía está pendiente el análisis de ADN en los conjuntos restantes de huesos hallados”, detalló el sargento Hank Idsinga.

Su detención El Papá Noel asesino fue apresado en enero último por el crimen de dos hombres en un vecindario predominantemente gay en Toronto, en el sudeste de Canadá, aunque poco después se le atribuyeron otros tres asesinatos y, luego, otro más, hasta que ayer McArthur fue involucrado en una nueva muerte.