Las autoridades de Hong Kong anunciaron este martes que más de 2.000 hámsteres presuntamente vinculados a un brote de coronavirus en una tienda de animales serán sacrificados.

De esta manera, según señaló una autoridad a cargo del departamento de Agricultura, Pesca y Conservación de Hong Kong: "Estos hámsteres están infectados y pueden infectar a otros animales, y otros animales a los humanos, así que no queremos sacrificarlos, pero tenemos que hacerlo porque tenemos que proteger la sanidad pública".



Varios trabajadores de un negocio de animales, llamado Causeway Baydieron, dieron positivo por coronavirus, así como más de una decena de hámsteres, según informó en esta jornada la señal de Radio Televisión Hong Kong ( RTHK).

Luego de este suceso, todas las personas que compraron esos roedores desde el 22 de diciembre pasado fueron notificadas y se les solicitó devolverlos para que sean sometidos a un test de Covid-19, según detalló la agencia de noticias DPA.

A pesar del resultado de estos hisopados, los hámsteres serán sacrificados y en caso de que el resultado sea positivo, los dueños serán puestos en cuarentena.

Además, se informó que la mayoría de esos hámsteres habían sido importados desde Países Bajos.

Por último, como consecuencia del hecho, decenas de tiendas de animales tuvieron que cerrar sus puertas a raíz del hallazgo y entregar los hámsteres a las autoridades y solo podrán reabrir cuando todos los animales en venta den resultado negativo en su testeo.