Otro tiroteo mortal en una escuela yanqui. Dos estudiantes perdieron la vida y el tirador que los mató fue abatido, en un establecimiento secundario de la localidad de Aztec, Nuevo México. El lamentable suceso también dejó una docena de heridos. Cuando el incidente fue reportado, a primera hora de la mañana, las fuerzas policiales irrumpieron en el edificio para cazar al sujeto.

Poco después, la alcaldesa de Aztec, Sally Burbridge, confirmó que el tirador había muerto y que la amenaza a la seguridad ya había cesado. Mientras este jueves se avanzaba con la investigación, las autoridades no habían determinado si el sujeto que efectuó los disparos era un estudiante o un visitante.

En tanto, el colegio secundario New Mexico fue evacuado, al igual que otros establecimientos educativos de la zona. Aztec es un pequeño pueblo en el noroeste de Nuevo México, en el que se encuentran ruinas de la civilización azteca, a unos trescientos kilómetros al norte de Albuquerque y 1.200 al este de Los Ángeles.