lauatalan@baenegocios.com 
@luisautalan 

De aquellos tiempos de un San Valentín cotidiano en que todos nos íbamos a enamorar de la señora Christine Lagarde a la moda dialéctica sobre reperfilamientos que transformó en hit el ex ministro Hernán Lacunza, y sin dejar de rendir un pequeño homenaje a la reflexión del ex presidente Mauricio Macri sobre el regreso al FMI para "sostener la cultura del trabajo", el revisionismo deriva en la certeza de considerar que es demasiado tarde para lágrimas.

Y aquí estamos, ante la preocupación del actual gobierno, que avizora riesgos inflacionarios por posibles incrementos salariales y también les remarca a los empresarios que no deberán incurrir en abusos. El sutil mensaje incluye allí una postdata invisible de cuatro palabras: no sólo en precios.

El Ejecutivo Nacional decidió acordar con acreedores para que el país retome la marcha. En tanto, gran parte de la sociedad, incluidos los formadores de opinión, debate en rigor de condimentos futbolísticos o como legisladores que compulsan respecto del color de sus corbatas.

Como humilde luz de alerta que nadie nos ha requerido, se aprecia que, en busca de un Compromiso Argentina Solidaria (CAS) o de consensos mínimos, la mesa de diálogo nacional a la que invita la Casa Rosada no excluye a quienes con poder real privilegian la distancia del bien común o del prójimo como tal.

Y por allí se abren tantas directrices que algunas, sin intención de humor alguno, despiertan alguna mueca con pretensión de sonrisa/resignación. Una de ellas es calificar como "salvaje ajuste contra los jubilados" a los últimos aumentos para ese sector. Ni por asomo la mejora otorgada alcanzará a ser justos con los hombres y mujeres que perciben tales beneficios.

Ahora estremece que apelen a la palabra "ajustar" quienes durante cuatro años en el poder, o décadas en análisis, reprobaron materias en cuanto a gobernar u ofrecer reflexiones para mejorar la calidad de vida de todos los que quieran habitar el suelo argentino.

Ver más productos

Confesiones: "Alberto es un tipo temperamental"

Confesiones: "Alberto es un tipo temperamental"

¿Qué hacer el fin de semana largo?

¿Qué hacer el fin de semana largo?

Cómo vivir mejor a pesar del aislamiento

Cómo vivir mejor a pesar del aislamiento

Ponete la camiseta y reviví la final que hizo historia

Ponete la camiseta y reviví la final que hizo historia

Alberto Fernández: lo que nadie te contó

Alberto Fernández: lo que nadie te contó

Sexo ATR: vivir el placer en tiempos de cuarentena

Sexo ATR: vivir el placer en tiempos de cuarentena

Ponete la camiseta y reviví lo mejor del fútbol

Ponete la camiseta y reviví lo mejor del fútbol

La pasión no tiene cuarentena

La pasión no tiene cuarentena

Evita: la verdadera historia

Evita: la verdadera historia

¡Para los más chicos en casa!

¡Para los más chicos en casa!

Ver más productos