Un usuario de Facebook compartió el lunes de esta semana una publicación en un grupo vecinal del pueblo de Pocitos, en San Juan, que despertó la curiosidad de muchos por tratarse sobre una casa abandonada con numerosas historias aterradoras en su pasado.

Gabriel Eduardo Brizuela advirtió a la comunidad de un enorme chalet antiguo de estilo inglés tomado por una jauría de perros. Detrás de un portón de rejas se avista la gran casa de un llamativo rojo, de dos pisos, varios ventanales con sus persianas cerradas, y una hermosa galería en la entrada. Se nota en su exterior el paso del tiempo y el descuido por el abandono humano.

La publicación de Facebook sobre la casa embrujada de San Juan generó varias repercusiones.

El internauta especificó la dirección de la vivienda habitada ahora por caninos, “prefabricada traída de Inglaterra con los operarios que la montaron”: está sobre la Avenida Agustín Gómez, por la Ruta Provincial 155 (o ex 5), frente a Frutos de Cuyo. Al final de su posteo, resalta las cualidades de su entrada principal y aclara en tono misterioso: “por donde entraron los asesinos, pero esa es otra historia”.

 

Los lectores no tardaron en demostrar su interés y su hambre de detalles sobre el relato de Brizuela. Muchos aseguraban haber pasado varias veces por la entrada de la casa, pero aun así desconocían las historias oscuras que escondía. Le insistieron al autor de la publicación para que revelara más sobre el asesinato, y finalmente soltó unas palabras: “el del concejal, al bajar del auto. Lo esperaban dos sicarios. Tenía papeles importantes”.

La inquietud nunca cesaba y los usuarios reclamaban un relato más largo y completo, pero nunca llegó. Entonces empezaron a contar otras historias paralelas, rumores y anécdotas de situaciones paranormales en aquella zona donde se situaba la famosa casa.

Frente de la casa embrujada de San Juan.

"Ah...no sabía esa historia. Vivo por Calle 5. Y he pasado muchas veces por ahí. Sabía lo de los perros... pero creo que un señor que falleció los cuidaba", contó Marité Zapata. Otro usuario le consultó por fantasmas, pero respondió confirmando otra persona, Luis Castro, con un nuevo enigma: “Y algo más”.

El internauta recordó que una maestra de secundaria vivía allí, y el usuario Juan Manuel Guidet aportó a esta versión: “si mal no recuerdo, en esa casa vivía una señora que era profesora. No me acuerdo el apellido, pero sí el sobrenombre: La capicúa”.

Una mujer ratificó este rumor y compartió que “era temible sobre todo para los alumnos a los que les costaba la matemática”. También rememoró otro apodo para la docente: La Morito.

Así luce la entrada del chalet abandonado.

Pablo Álvarez, otro usuario de ese grupo de vecinos sanjuaninos, realizó su aporte con una sorprendente historia de fantasmas que apaciguó la ansiedad de los lectores intrigados: "Yo viví muy cerca, mis padres decían que lo habían traído del extranjero a ese chalet, y me contó mi padre y algunas personas que allí vivió una familia adinerada que sufrió una tragedia, no sé si con el hijo o con el novio de la hija. Se suicidó en un olivar que había en el fondo, se colgó. (…) También es cierto que vivía una profesora de la escuela Boero, que le decíamos La Capicúa –confirma-. En mis 47 años sigue igual (la casa), porque dicen que la familia nunca se recuperó de esa tragedia y todo quedo en ruinas. Nunca pude chequear la veracidad de la historia pero que lo viví muy de cerca y forma parte de mis recuerdos y picardías de infancia", explicó.

 

Por si no fuera ya demasiado escalofriante pensar las tragedias que se habrían vivido en esa casa, Álvarez añadió que de niño los asustaban a él y a sus amigos con la historia de que el fantasma del colgado se aparecía en el olivar a la hora de la siesta, para evitar que jugaran solos por esa zona.

Los usuarios demostraron curiosidad por las historias de terror de la casa de Pocitos, en San Juan.

“El chalet siempre fue sombrío, nunca lo vi con vida o actividad, pero de niños nos metíamos a escondidas y realmente es imponente y un edificio totalmente atípico de San Juan, la época y la zona, sería lindo verlo restaurado porque parece de Europa", expresó.

Finalmente, el usuario contó otras misteriosas tragedias ocurridas en las inmediaciones del chalet, incrementando las versiones de que estaba maldita. Según explicó, en los años ochenta, varias personas murieron en un fatal accidente de un cruce de tren cercano a la casa.

“Es como que en esa calle, en ese tramo todo, era muy trágico. En la puerta del chalet también se mataron 5 jóvenes en un accidente muy feo, y siempre todo era oscuro y feo en ese chalet. Lo de los jóvenes y los accidentes lo sé porque eran mis amigos y uno de ellos se casaba el sábado. Entonces así la gente de la zona le atribuía más historia a ese chalet, que decían era medio maldito", concluyó.

Ver comentarios