En Japón varias tierras son conocidas por sus historias, no sólo en lo socio-político y cultural, sino también en los hechos naturales que generaron pérdidas enormes en lo económico con en la sociedad. Cuándo hablamos de Japón, es inevitable no pensar en el accidente nuclear de Fukushima sucedido el 11 de marzo de 2011. Pero al parecer las personas que en aquel momento perdieron su vida, no quisieron dejar el terreno en el que habitaban y hasta el día de hoy, muchos ciudadanos comentaron que siguen viendo y escuchando personas en aquellas tierras.

Espíritus que siguen allí

Las personas que intentan volver a sus vidas cotidianas en las comunidades destrozadas por el tsunami que derivó en el accidente nuclear, comentan que a veces perciben entidades etéreas que los despiertan por la noche, mientras que otras han contado escuchar ruidos o sentir sensaciones inusuales.

Otras personas comenzaron a indicar que se toparon con filas de figuras fantasmales, esperando pacientemente entre los escombros que aún se encuentran en el lugar, donde anteriormente se ubicaba un supermercado, el más grande de la zona. Un padre de dos hijos, Shinichi Yamada, comentó que el aterrador fenómeno que siguió al tsunami es muy real cuando él y sus hijos intentaron reconstruir sus vidas. La familia logró escapar de las olas que destruyeron la casa y más tarde pudieron rescatar dos estatuas budistas de entre los escombros que el fenómeno natural había generado.

La familia intentó reconstruir su vida, pero mencionaron que apenas empezaron a reconstruir todo, comenzaron a suceder fenómenos paranormales. El hombre dijo que a los pocos días, sus dos hijos enfermaron repentinamente y padecieron escalofríos repentinos de forma inexplicable. Luego esos escalofríos extraños comenzaron a perseguir a la familia en toda la casa.

Al hombre padre de familia, junto a otras personas que comenzaron a mencionar qué le sucedían actos similares se les ocurrió hablar con un exorcista. Kansho Aizawa ayudó a innumerables familias a poder afrontar las situaciones relacionadas con fantasmas, luego del tsunami. La mujer indicó que vio varias apariciones. "Hay fantasmas sin cabeza, y a algunos les faltan manos o piernas, otros están completamente cortados por la mitad", explicó Aizawa en el programa de televisión "Misterios sin resolver" emitido el pasado año. "La gente murió de muchas maneras diferentes durante el desastre y quedaron así en el limbo. Así que nos cuesta mucho, los vemos como eran cuando murieron."

La situación de las apariciones mencionadas por los ciudadanos se volvió tan importante en la ciudad que en ciertas zonas, los taxistas comenzaron a tener miedo de que los clientes fueran espíritus y no personas vivas. Y hasta el momento no existe una respuesta exacta al respecto.

El Tsunami y la explosión

Este año se cumplieron 10 años desde que ocurrió el accidente en Fukushima. Se trata del accidente nuclear más grande del mundo, junto al de Chernóbil. Una década después se mantiene la huella de la destrucción, además de la herida psicológica en un país marcado por Hiroshima y Nagasaki. A los 15.900 muertos de la suma del triple desastre, terremoto, tsunami y accidente nuclear, hay que sumar los 2.525 que permanecen desaparecidos.

En cuanto a la actualidad en esas tierras, un tercio de los 110.000 evacuados aún no puede regresar a sus casas. Para desmantelar la central accidentada se necesitarán entre 30 y 40 años. En una década solo se ha logrado descontaminar un 15% de la zona cero.

Ver más productos

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Ver más productos