Se cumplieron ayer 35 años del doble crimen del dibujante Lino Palacio (81) y su esposa, Cecilia Pardo de Tavera (80). El 14 de setiembre de 1984, Claudia Sobrero (27), que había sido pareja de un nieto del historietista y con el cual tenía una hija, ingresó al departamento de la calle Callao al 1400 de Capital Federal, acompañada por su novio, el chileno Oscar Odín González (19), y un amigo de él, Pablo Zapata. El trío daba por sentado que en el lugar no había nadie; creían que Palacio y su mujer se encontraban en Mar del Plata. Sin embargo, se toparon con ellos y, como el dibujante reconoció a Sobrero como la ex novia de su nieto, no tuvieron más remedio que asesinarlos.

A Palacio le dieron con una plancha en la cabeza y luego lo apuñalaron; y a su esposa la mataron a cuchilladas. De la casa se llevaron algo de dinero, pero, como los tres ladrones estaban tan drogados, dejaron muchas huellas y no fue difícil atraparlos. A Claudia la detuvieron en Tucumán y su novio cayó con ella. Fue la primera mujer que resultó condenada a reclusión perpetua más la accesoria por tiempo indeterminado.

Su asesina, Claudia Sobrero.

Y la que pasó más tiempo detenida en la historia carcelaria argentina: 27 años. Sólo el asesino serial Robledo Puch -aún preso- la supera. Desde Tucumán, Sobrero fue enviada a la cárcel de Ezeiza donde, en medio de un apagón, logró escapar y de ese modo se convirtió en la primera mujer que huyó de ese penal de máxima seguridad. A los pocos días resultó aprehendida nuevamente. Ya condenada, Sobrero comenzó con una tarea silenciosa de recuperación que, ella aseguró, la hizo sola, "porque la cárcel no reeduca una mierda".

Terminó la secundaria y comenzó la carrera de Sociología. Obtuvo la libertad condicional el 3 de enero de 2006, hasta que el 22 de enero de 2007 asaltó a una mujer y le robó una cartera con un reloj y 50 pesos, fue arrestada con su nueva pareja cómplice minutos después y llevada de nuevo a Ezeiza. Después de esto mandó una carta al presidente Néstor Kirchner rogando por su libertad e hizo huelgas de hambre por mejores condiciones para las reclusas. El 18 de enero de 2012 por fin salió libre y se fue a vivir a Haedo con su pareja, Lucas, un docente penitenciario de la cárcel de Ezeiza, y montó un taller de serigrafía para darles trabajo a personas que salen de la cárcel.

Claudia Sobrero hoy está en libertad.

Ver más productos

Protegete del Coronavirus: cómo hacer máscaras faciales

Protegete del Coronavirus: cómo hacer máscaras faciales

Crónicas de retórica: un libro indispensable para ayudar a otros

Crónicas de retórica: un libro indispensable para ayudar a otros

Kisse el libro de Marley para chicos y grandes

Kisse el libro de Marley para chicos y grandes

El Atlas de Camisetas

Los fanáticos del fútbol tienen un Atlas

Salí protegido: máscara facial protectora

Salí protegido: máscara facial protectora

Alberto Fernández: todo el mundo le atiende el teléfono

Alberto Fernández: todo el mundo le atiende el teléfono

Cronishop abre sus puertas a comercios y PYMES

Cronishop abre sus puertas a comercios y PYMES

¡Ayudá a los que más te necesitan!

¡Ayudá a los que más te necesitan!

Alberto Fernández: lo que todos quieren saber

Alberto Fernández: lo que todos quieren saber

Los libros que todos los famosos y políticos leen

Los libros que todos los famosos y políticos leen

Ver más productos