Al menos dos informes del Servicio Penitenciario Bonaerense del 2012 y 2013 aconsejaron otorgarle beneficios de libertad transitoria o anticipada a Néstor Maximiliano Montiel, el sospechoso con antecedentes por delitos sexuales que tenía libertad condicional y ahora está prófugo por el crimen de Nadia Arrieta en la localidad bonaerense de Villa Tesei, informaron este lunes fuentes judiciales. 

Uno de esos informes sobre Montiel, que está documentado como el acta número 596 de la Unidad Penal 36 de Magdalena, fechado el 5 de agosto 2013, y lleva la firma de seis funcionarios.

"Producida la evaluación del interno de marras (?) valorando criterios estrictamente institucionales y objetivos tales como desempeño conductual ejemplar, adecuado concepto, falta de sanciones disciplinarias, inclusión en los dispositivos educativos como alumno regular y en los laborales en el sector peluquería, por lo expuesto este Departamento Técnico Criminológico estima la conveniencia de incluir al interno Montiel Domínguez Néstor Maximiliano en el beneficio de libertad asistida", dice el texto.

El informe agrega que el interno "no recibe acompañamiento familiar actualmente en este contexto dado que realiza salidas transitorias semanales de 48 horas de duración concurriendo al domicilio de su concubina, no presentando inconvenientes hasta el momento".

Según voceros judiciales, pese a este informe, en 2013 se le denegó a Montiel la libertad asistida porque ese beneficio se otorga seis meses antes de que corresponda la libertad condicional o de cumplida la pena, pero un año más tarde, cuando el imputado tuvo cumplidas las dos terceras parte de su condena, la Sala I de la Cámara de Apelaciones y Garantías de Morón lo usó para darle la condicional el 20 de octubre de 2014.

Antes de eso, en 2012, otro informe del acta 458 de la misma unidad 36 también firmado por seis funcionarios, recomendó "la conveniencia de incluir al interno en el beneficio de salidas transitorias".

Las fuentes contaron que la jueza de Ejecución Penal 2 de Morón, Laura Conti, se opuso en su momento a otorgarle la condicional a Montiel, pero ante el fallo de la Cámara impuso como condición que siga un tratamiento psicológico al que asistió por dos años.

La misma Sala I de la Cámara dio por concluido ese tratamiento el 10 de julio de 2016 cuando, según explicaron las fuentes consultadas, la propia perito psicóloga que lo entrevistaba informó en el legajo de Montiel que "no surge demanda de tratamiento" y que en todo caso quedaba "abierto el espacio" para cuando él lo solicitara.

Según el legajo penitenciario, Montiel había sido condenado por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 2 de Morón a 18 años de prisión por “robo agravado por el uso de armas, privación ilegal de la libertad agravada por violencia, abuso sexual agravado por el uso de armas, homicidio calificado por alevosía reiterado en el grado de tentativa (cuatro hechos), todos en concurso real entre sí”, por un hecho ocurrido el 5 de octubre del 2001.

El vencimiento de esa condena estaba previsto para el 21 de octubre del 2019, según consta en el expediente.