Una piba de 21 años que fue acuchillada en un confuso hecho de pareja murió pese a haber ido dos veces en un mismo día a un hospital en  Pilar donde en ningún momento evaluaron la posibilidad de internarla.

Ahora, la Justicia investiga al hospital por posible caso de negligencia o incluso abandono de persona, al tiempo que intenta determinar si la mujer se causó el corte a ella misma o fue provocado por otra persona.

El episodio se originó cuando por causas que se desconocen.  Giuliana Micaela Fuentes Raviolo, de 21 años empezó a discutir con su pareja Jorge Ramírez de 26, y aparentemente, se clavó un cuchillo en la ingle.

Luego de esto, la mujer fue llevada por una cuestión de cercanía al Hospital Pediátrico Federico Falcón por un vecino, mientras que la pareja se quedó en su casa con sus tres hijos, de 1, 3 y 4 años.

En el hospital, Giuliana fue curada y suturada de su herida, y luego dada de alta. Pero a las horas de haber vuelto a su casa, la joven volvió a sentir un fuerte dolor en la zona y presentaba un cuadro de vómitos.

En esta oportunidad, fue su propio marido quien la llevó al hospital, donde le diagnosticaron que presentaba anemia. Sin embargo, tras una serie de estudios, el médico que la atendió no dispuso que fuera necesaria su internación y la mujer volvió a su domicilio.

En este último estado, comenzó a sufrir fuertes colicos, por lo que fue trasladada nuevamente al hospital, pero murió en el trayecto. 

La causa fue caratulada como “averiguación de causal de muerte”, con la intervención de la UFI 4, a cargo de Leonardo Loiterstein, quien ya pidió la historia clínica y una autopsia al cuerpo de la joven.

 

Asimismo, desde la Secretaria de Salud del municipio de Pilar informaron que buscarán determinar si hubo negligencia médica, ya que “se están investigando las actuaciones y, si cupiera algún tipo de responsabilidad (de parte de los profesionales), se iniciarán los sumarios correspondientes”.