Gracias a un operativo que se realizó en la localidad bonaerense de Ingeniero Juan Allan, los pesquisas policiales lograron detener a un ladrón, que era buscado por haber asesinado a un pibe, de 16 años, a quien agredió a cuchilladas, en un intento de asalto callejero que ocurrió al finalizar una fiesta. El crimen había sucedido en 2019, en la zona de Ingeniero Budge, en el partido de Lomas de Zamora. Familiares y amigos de la víctima habían convocado a marchas para reclamar justicia y para que el caso no quedara impune, a la vez que hubo diversas publicaciones en las distintas redes sociales.

Los voceros del departamento judicial de Lomas de Zamora revelaron a cronica.com.ar que el malviviente, de 20 años, fue capturado por los integrantes de la Subdelegación Departamental de Investigaciones (SubDDI) de Florencio Varela, quienes lo buscaban intensamente debido a hallarse sindicado de haber sido autor de la muerte de Guido Alvarez.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, el marginal finalizó arrestado tras ser localizado en una finca situada en la calle 1260, en Ingeniero Juan Allan, en el sur del conurbano provincial.

 

Tal como se publicó en su momento, el hecho se produjo a las 5.45 del 29 de septiembre de 2019, cuando Alvarez, de 16 años, y un amigo salieron de la celebración, que se había desarrollado en el denominado Barrio Santa Marta.

Mientras caminaban, en Iparraguirre al 1900, entre Punta Alta y Neuquén, a dos cuadras de una arroyo, en el ámbito de Ingeniero Budge, ambos chicos fueron interceptados con fines de robo por dos individuos, quienes los amenazaron mediante al menos un arma blanca, exigiéndoles la inmediata entrega de sus objetos de valor.

Se cree que los damnificados se habrían resistido a ser desvalijados y que, por este motivo, Alvarez fue atacado a cuchilladas por los maleantes.

Con rapidez, los agresores huyeron y luego se escondieron en las calles del humilde vcindario.

Guido tuvo que ser trasladado, de urgencia, a un centro asistencial, pero finalmente dejó de existir, como consecuencia de sus graves heridas.

 

Algunos habitantes del barrio se animaron a ofrecer sus testimonios ante los funcionarios judiciales y, de esta manera, se determinó la responsabilidad del forajido en el asesinato.

Intervino en la causa, que fue caratulada “Homicidio”, la doctora Silvina Alejandra Estévez, fiscal de la Unidad Funcional N° 4 de los tribunales lomenses. 

Por F.V.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy

Ver comentarios