Gracias a una serie de operativos, los pesquisas policiales lograron detener a un adolescente, de 16 años, quien se encuentra acusado de ser parte de la banda de ladrones que, el 6 del mes pasado, baleó a un remisero, quien todavía se encuentra internado, debido a la gravedad de sus heridas. El suceso ocurrió en el oeste del conurbano bonaerense. Ya suman cuatro los arrestados por este ilícito.

Los voceros judiciales revelaron a cronica.com.ar que el adolescente era buscado por ser uno de los miembros de la gavilla que hirió a Claudio Fernando Sández, de 44 años.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, los otros capturados tienen 23, 20 y 16 años.

Trascendió que las citadas diligencias se efectuaron en fincas situadas en la localidad bonaerense de Los Pinos (en Granaderos al 5600, entre Ambato y Estocolmo; en Lisboa al 400, Algarrobo y Granaderos; y en Ambato al 500, entre Algarrobo y Granaderos).

En estas requisas, los servidores públicos destinados en la Dirección Departamental de Investigaciones (D.D.I.) de La Matanza incautaron un revólver Smith & Wesson 32 largo con la numeración limada y una motocicleta Honda Titán negra, dominio A041TUL, que los malvivientes utilizaron para consumar el ilícito.

Sandez fue baleado en la espalda y en los glúteos por asaltantes en la puerta de la remisería en la que trabajaba, situada en la esquina de París y Labardén, en Villa Luzuriaga.

Mientras escapaban, los delincuentes abandonaron una pistola Bersa 22 largo.

Como consecuencia de sus graves heridas, el chofer permaneció en coma hasta el 3 de julio, oportunidad en la que presentó una leve mejoría en su cuadro, aunque todavía sigue internado.

Intervinieron en la causa, que fue caratulada “Robo calificado y tentativa de homicidio”, el doctor Juan Pablo Volpiccina, de la Fiscalía de Responsabilidad Penal Juvenil N° 1, y la doctora Mary Mabel Castillo, titular del Juzgado de Garantías N° 4, pertenecientes a los tribunales locales.

F.V.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy