El encuentro se realizó en la intersección de 25 de Mayo y Rocamora, donde el padre del joven, Gustavo Pastorizzo, familiares y amigos lo recordaron con vídeos, música, pancartas, carteles y un contundente mensaje: "No lo ensucien"

Bajo el lema " Gualeguaychú de pie pidiendo Justicia por Fernando", Gustavo remarcó que "nunca mi hijo se imaginó que iba a estar al lado de un ser tan traicionero y maligno".

Miles se reunieron para apoyar a la familia Pastorizzo.

"Aún no caigo, pasó un mes pero aún no caigo en que no lo voy a volver a ver", dice a su Santiago, uno de sus amigos, mientras se proyectaba en una pantalla gigante fotogtafías de Fernando.

"Espero que se haga justicia. Lo están intentando ensuciar mucho pero todo el rato salen pruebas de que lo que dicen es mentira, así que esperemos que sí, que se haga justicia y pueda descansar en paz", dijo Nahuel, otro ex compañero.

Según Jorge Zonzini, portavoz de la familia Galarza, una vecina testificó haber visto cómo Pastorizzo "le pegaba a Nahir, le tiraba del cabello, le tomaba del cuello y le pegaba cachetadas".

"No entiendo cómo pudo hacerlo. Incluso si le pegaba podía alejarse de él, denunciarlo", opinaba Jimena frente a su casa, situada a tres cuadras de donde fue encontrado el cuerpo.

"Pobre familia, está destrozada, ¿sabés lo que es que te maten a un hijo? No se lo deseo a nadie, espero que se pudra en la cárcel", responde Lucía, nacida en esta ciudad y conocida del barrio.