Los operativos se realizaron en La Matanza y Morón. (Archivo)

Una banda acusada de facilitar teléfonos celulares robados a organizaciones dedicadas a secuestros extorsivos fue desbaratada durante una serie de allanamientos realizados en la Provincia de Buenos Aires, informaron fuentes policiales.

El operativo constó de 15 allanamientos llevados a cabo por personal de la División Unidad Operativa Oeste de la Policía Federal (PFA) en distintos locales de ventas y service de estos dispositivos, ubicados en los partidos bonaerenses de La Matanza y Morón.

Según indicaron los voceros, las tareas investigativas realizadas por la Policía permitieron determinar la actividad de los acusados, quienes utilizaban programas ilegales de computación para poner nuevamente en circulación teléfonos que habían sido robados o dados de baja por sus titulares.

Luego, los celulares eran entregados a otras bandas criminales, la mayoría de ellas dedicadas a realizar secuestros extorsivos, entre otros delitos, precisaron las fuentes.

Como resultado de los procedimientos fueron detenidas 13 personas, 7 hombres y 6 mujeres de nacionalidades argentina, peruana y bangladesí, todos de entre 18 y 54 años.

Además, se secuestraron más de 400 teléfonos celulares, 28 dispositivos para modificar sus códigos de Identidad Internacional de Equipo Móvil (llamados IMEI por sus siglas en inglés), 19 computadores, 1 pistola, cargadores y otros elementos de interés para la causa.

Los aprehendidos y todos los elementos secuestrados fueron puestos a disposición del Juzgado en lo Criminal y Correccional Federal 2 de Morón, a cargo de Jorge Rodríguez, quien caratuló el expediente como "infracción a la Ley de Servicios de Telecomunicaciones" y ordenó las diligencias correspondientes para avanzar con la causa.