La inhumación se realizó durante las últimas horas, luego de que la fiscal de Instrucción cordobesa a cargo de la causa, Patricia Ramírez, ordenara entregar el cuerpo a la familia.

La funcionaria judicial está a la espera de los informes finales de la autopsia para luego definir la fecha en la que será indagado el principal sospechoso del crimen, Daniel Ludueña. El detenido está acusado de homicidio agravado por alevosía e indefensión, y luego de los informes forenses se establecerá si se le imputa además el delito de abuso sexual, ya que no se descarta que haya sido ese el móvil del crimen.

En tanto, durante esta jornada, la familia de Abril Sosa designó como querellante al abogado Carlos Nayi para que la represente en la causa.

Abril desapareció cerca de la medianoche del pasado sábado, cuando se encontraba en la casa de una vecina, en el barrio General Bustos de la capital cordobesa.

De acuerdo al sumario preliminar, Ludueña, conocido de los padres de la niña, habría llevado a la pequeña hasta la pensión donde residía en el mismo barrio y allí la estranguló.

El cuerpo fue hallado el lunes a la noche en un terreno baldío del barrio Alta Córdoba.