Por Fernando Vázquez

fvazquez@cronica.com.ar

Micaela Sabrina Salazar, la joven de 27 años víctima de femicidio en la localidad bonaerense de 9 de Julio a manos de su ex pareja, Renzo Agustín Pancera, de 25, un boxeador amateur, murió por la rotura del bazo, como consecuencia de los golpes que le aplicó el individuo.

El sujeto además está acusado de ocasionar la pérdida del embarazo de cuatro meses de la chica, con quien tenía dos hijos. Los funcionarios a cargo de las investigaciones resolvieron trasladar al asesino a una dependencia policial en Dudignac por motivos de seguridad.

Todo comenzó este domingo al mediodía cuando desde el domicilio de Zalazar pidieron una ambulancia para la embarazada, quien fue trasladada al Hospital Zonal Julio de Vedia de mencionado partido ubicado en el oeste del interior bonaerense, a unos 260 kilómetros de la Capital Federal.

Zalazar presentaba pérdidas. Los voceros de los tribunales de Mercedes dijeron a cronica.com.ar que los médicos del Hospital Zonal Julio de Vedia, en jurisdicción de 9 de Julio, determinaron que la víctima tenía el bazo destrozado y una hemorragia abdominal.

Estas lesiones, a su vez, provocaron que los facultativos no lograran salvar al bebé que llevaba en el vientre, por lo que quedó internada en grave estado en terapia intensiva.

El médico de la guardia, que también trabaja para la Policía, decidió hacer la denuncia ante la sospecha de que la mujer había recibido una paliza, por lo que tomaron intervención efectivos de la comisaría de la mujer local y la Justicia.

Pancera, pareja de Zalazar, fue trasladado desde su domicilio de la calle Joaquín V. González al 200 de 9 de Julio -donde se había quedado pese a que su pareja había sido internada en el hospital-, hasta la sede de la comisaría para una declaración. Se asegura que el criminal intentó simular que Micaela se había lesionado en un accidente doméstico.

Según las fuentes, pasadas las 18 de este domingo, Zalazar falleció producto del grave cuadro de hemorragias. 

A raíz del fallecimiento, el fiscal a cargo de la causa, Luis Carcagno, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 de Mercedes, caratuló el expediente como “Homicidio calificado, violencia de género por vínculo y aborto en concurso real”. Con ello, al individuo también se lo acusa de haber ocasionado la muerte del bebito que su ex mujer tenía en el vientre.

Además, voceros judiciales indicaron que Pancera tiene dos denuncias por violencia de género de 2019.

Micaela Sabrina Zalazar estaba embarazada de cinco meses cuando la asesinó su pareja Renzo Pancera.

Fuentes judiciales señalaron que el sospechoso será indagado recién este martes al mediodía, cuando el fiscal tenga la autopsia y otras medidas de prueba.

Carcagno ordenó un allanamiento de urgencia en la casa de la víctima, así como también en la de la madre del imputado, en Freire al 700, donde secuestraron el celular de la embarazada muerta.

El fiscal evaluaba la posibilidad de tomarle declaración en cámara Gesell a alguno de los hijos menores que Zalazar tuvo con otra pareja y que convivían con ella y Pancera, ante la posibilidad de que hayan presenciado o escuchado algo de la paliza que sospechaban recibió la víctima.

N.V.

Ver más productos

Opciones para los chicos en vacaciones

Opciones para los chicos en vacaciones

Astrología para este 2021

Astrología para este 2021

A 50 años del secuestro de Aramburu

A 50 años del secuestro de Aramburu

Tendencias que te cambian la vida

Tendencias que te cambian la vida

La victoria de River Plate

La victoria de River Plate

Una historia secreta sobre Boca Juniors

Una historia secreta sobre Boca Juniors

La herencia del amor a un club

La herencia del amor a un club

Los libros más buscados en 2020

Los libros más buscados en 2020

Las tendencias que profundizó el COVID

Las tendencias que profundizó el COVID

Claves de Alberto Fernández

Claves de Alberto Fernández

Ver más productos