A la complicada situación procesal del urólogo platense Pablo Francisco Colaci por la masturbación de un menor de 15 años, se sumaron dos nuevos presuntos casos de abuso sexual a pacientes y día a día se acumulan denuncias de otras supuestas víctimas. Los casos ascienden a 13.

"Todos los denunciantes cuentan el mismo proceder, y desde la presentación de los últimos casos hay un relato más univoco en cuanto a la práctica de sexo oral", asumió una fuente judicial. "En todos los casos, Colaci les tapaba la visión y cuando los pacientes se daban cuenta lo que estaba haciendo interrumpían y se iban", agregó.

En esa línea, explicó que existe un detalle que aparece en todos los relatos de los denunciantes y que explica por qué no quería muestras, y es que luego de "tocarlos desechaba la gasa o el hisopo y no usaba guantes cuando lo practicaba"

"En el 80% de los casos son víctimas en estado de shock y sienten bronca, y culpa de no haberlo descubierto en el momento, cuando la base de este abuso es que la autoridad del médico te hace dudar", advirtió. 

Colaci permanece privado de su libertad en la Alcaidía Roberto Pettinato de Olmos, donde solo habla con sus abogados Juan Losinno y Marcelo Botindari, a quienes les entregó una carta escrita de puño y letra donde brindó más detalles de sus intervenciones profesionales.

Allí se definió como "un experto en Semiología". Esa especialidad es la rama de la Medicina que estudia los síntomas de las enfermedades que permite apreciar la situación clínica de un enfermo y establecer un diagnóstico.

En la carta recalca la obtención de una medalla de oro y un diploma como el docente más destacado, que otorgó la cátedra “A” de Semiología y Clínica Médica del hospital San Martín de La Plata-

"Al margen del cuerpo de especialistas que trabajará junto a esta defensa, él quiere proponerse como su propio perito. Tiene las facultades procesales para hacerlo y la capacidad suficiente para tomar ese rol", mencionó su abogado, Losinno.

Colaci manifestó que "concuerda con las pericias respecto a que la masturbación no forma parte de la práctica médica en ninguna de sus especialidades. Los métodos utilizados son la inspección, la palpación y la manipulación de los órganos del paciente, avanzando en los mismos únicamente y, sin excepción, con su consentimiento".

Por su parte, Losinno declaró que la detención no era procedente "bajo ningún concepto". “No conozco nada de la causa, porque no me la permitieron ver. Las denuncias se tomaron a las espaldas de la defensa”, mencionó.

"No tiene razón de ser. Pasaron años y a este chico, que goza de las mejores referencias académicas y humanas, le arruinaron la carrera", y concluyó, "no es un delito excarcelable. Por eso estamos evaluando solicitar alguna medida alternativa de morigeración a la detención".

La carta que escribió desde la cárcel

Carta escrita por el urólogo desde la cárcel.

Fuente: Télam