Gracias a un operativo que se realizó en la localidad bonaerense de Victoria, en el partido de San Fernando, los pesquisas policiales consiguieron detener a un individuo, que se encuentra acusado de haber violado a su hijastra en reiteradas oportunidades. El aberrante ilícito ocurrió en 2011, en Boulogne, cuando la víctima era una niña de 10 años. La joven señaló ante la Justicia que nunca había delatado al hombre porque tenía miedo de que su madre muriera de la impresión al saber de lo ocurrido.

Voceros del departamento judicial de San Isidro revelaron a cronica.com.ar que el sujeto, de 43 años, fue apresado en un allanamiento, que se realizó en una finca situada en el cruce de Urcola y Juan Crisol, en Victoria y muy cerca del límite con Béccar, en el norte del conurbano provincial.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, las diligencias estuvieron a cargo de los servidores públicos de la Dirección Departamental de Investigaciones (D.D.I.) de San Isidro.

Trascendió que la denuncia fue radicada por la víctima el 6 de abril pasado.

En tal sentido, la mujer, de 20 años, sostuvo que, una década atrás, en 2011, su padrasto abusaba sexualmente de ella en el domicilio familiar, en la localidad bonaerense de Boulogne.

Al respecto, la joven agregó en el expediente que el individuo, para consumar los ultrajes, habitualmente aprovechaba que su madre salía de la casa para concurrir a trabajar.

El hombre, al enterarse del sumario abierto en su contra, resolvió abandonar la vivienda y, hasta el momento, su paradero era un misterio.

La muchacha añadió que jamás había denunciado al violador debido a que tenía miedo de que su progenitora muriera de la impresión tras conocer lo que sucedía.

Intervinieron en la causa la Unidad Funcional Especialiazada en Trata de Personas y el Juzgado de Garantías N° 3, ambos pertenecientes a los tribunales de San Isidro.

Por F.V.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy