Funcionarios de la Justicia se ocupan de investigar la muerte de un guardiacárcel retirado, quien apareció ahorcado en los calabozos de la comisaría de la localidad bonaerense de Mar de Ajó. Se cree que el individuo, de 44 años y que había sido detenido por sospechas de violencia de género, se habría suicidado.

Al respecto, los voceros del departamento judicial de Dolores revelaron a cronica.com.ar que el sujeto fue identificado como Ariel Fernando Bondi, de 44 años.

De acuerdo a lo señalado por los informantes, el hecho se descubrió en las celdas de la seccional de Mar de Ajó (2ª de La Costa), situada en la avenida Libertador General San Martín al 600, casi en el cruce con la avenida Bartolomé Mitre, en el citado distrito, en esa zona de la costa atlántica de la provincia de Buenos Aires.

Bondi apareció ahorcado en el sector de buzones, en el área de los calabozos de la mencionada seccional, donde había sido preventivamente alojado, por motivos de seguridad.

 

Intervino en el expediente, hasta el momento se caratuló “Averiguación de causales de muerte”, el doctor Martín Miguel Prieto, fiscal en turno de la Unidad Funcional N° 2 de La Costa, dependiente de los tribunales de Dolores.

En este sentido, Prieto dispuso la realización de distintos peritajes, destinados al esclarecimiento del episodio.

 

Trascendió que el sujeto era un efectivo retirado del Servicio Penitenciario y estaba sospechado en un sumario penal que había sido abierto por "Lesiones leves agravadas por violencia de genero".

Por F.V.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy

Ver comentarios