Gustavo Morichetti tiene 59 años, hace 14 es parte de la División Criminalística Zona Norte, y fue el encargado de hablar con María Subelza y realizar el identikit que luego permitió la detención de Omar Alvarado. El profesional contó cómo fue que logró retratar la descripción de la mujer, que había sido víctima de un abuso sexual y habían asesinado a su hijo de 4 años en Puerto Deseado, Santa Cruz.

Según relató Morichetti a La Opinion Austral, solo tuvo diez minutos para hablar con María Subelza y ese tiempo le bastó para hacer un calco de uno de los dos acusados del crimen. Charló con ella en el hospital Distrital donde estuvo internada varios días, captó el rostro del horror y trasladó la imagen a la policía para que comenzara la búsqueda del agresor. 

"Al llegar, hablé con uno de los hijos de la víctima y me comentó que la habían sedado nuevamente. Entonces, el dije que si está lucida, solo necesitaba diez minutos para charlar con ella. El joven se dirigió a la habitación de María y me dio la aprobación", relató.

El parecido del identikit con el rostro del acusado.

"Recuerdo ese día: ella estaba sedada pero podía hablar. Traté de hacer las preguntas pertinentes rápido apra hacerme la idea de la persona que vio y en base a eso reconstruí la cara. A los pocos minutos de la interacción, María quebró en llando y paramos la práctica. En ese momento, yo tenía el trabajo casi terminado", continuó. 

Agregó que la mujer dijo que el parecido del identikit con el sospechoso era de un 80 por ciento y que la edad estimada era entre 25 y 30 años.  "Me dijo que era una persona de mediana edad, de unos 25 a 30 años. Con el pelo ondulado y otra cosa que también fue importante, es que se le notaba en el rostro que no había llevado una buena vida, por decirlo de alguna manera. Y también que tenía manchas en la piel como de acné", rememoró el dibujante de Caleta Olivia.

El retrato de Omar Alvarado, de 33 años, lo realizó en menos de 10 minutos. También el del menor de 16 años involucrado. La hermana del hombre esquizofrénico vio el identikit y lo denunció enseguida: "Es él, es mi hermano", fue a plantearle al juez Oldemar Villa, que desatinadamente antes ya lo había liberado tras seis horas en la Comisaría.

Morichetti comenzó colaborando como dibujante en la Policía en la década del 90 y enmarcó su labor en el brutal crimen de Puerto Deseado como "un paso más" del trabajo en conjunto con sus pares de otras divisiones. 

"Con casi 30 años en esto, ya no es difícil el trabajo. Lo que si lo es, es la situación. Por el momento que le haces pasar a la persona nuevamente. Es muy importante poder interpretar bien las respuestas para llevar a cabo bien el trabajo y así molestar lo menos posible", sostuvo. "No solo dibujan rostros, sino también planos sobre el lugar del hecho. También joyas que fueron robadas o armas. Hay que estar siempre listo", remarcó. 

El especialista habló en exclusiva con La Opinión Austral.

Ver más productos

Opciones para los chicos en vacaciones

Opciones para los chicos en vacaciones

Astrología para este 2021

Astrología para este 2021

A 50 años del secuestro de Aramburu

A 50 años del secuestro de Aramburu

Tendencias que te cambian la vida

Tendencias que te cambian la vida

La victoria de River Plate

La victoria de River Plate

Una historia secreta sobre Boca Juniors

Una historia secreta sobre Boca Juniors

La herencia del amor a un club

La herencia del amor a un club

Los libros más buscados en 2020

Los libros más buscados en 2020

Las tendencias que profundizó el COVID

Las tendencias que profundizó el COVID

Claves de Alberto Fernández

Claves de Alberto Fernández

Ver más productos