Magdalena Beatriz Peralta es el nombre de la mujer de 36 años asesinada de 21 puñaladas, que apareció el pasado martes con una bolsa de naylon colocada en la cabeza y atada con sogas, en el barrio San Pedro, en la localidad bonaerense de Isidro Casanova, en  La Matanza.

El cuerpo de Peralta fue arrojado a las 5.14 de la madrugada en el cruce de las calles Torquinst y José Hernández desde un Fiat Duna color blanco en movimiento, según revelaron las cámaras de seguridad de la zona; y minutos después, un matrimonio descubrió el cadáver y llamó a la línea de emergencia 911. 

Pablo, yerno de la víctima, aseguró a Crónica HD manifestó que están "impactados" por el crimen. "No sabemos qué pasó y por qué sucedió. Ella no se metía con nadie, ni tenía problemas con nadie, era una simple laburante, que trabajaba todos los días a la noche", relató el joven.

Según señaló el chico, Peralta salió de su casa alrededor de las 21 y no apareció más, por lo que su familia decidió radicar la denuncia en la Comisaría San Alberto. Y contó: "Estuve toda la noche en la comisaría, me dieron vueltas no me lo querían decir pero me enteré por las malas y tuve que reconocer el cuerpo"

LEÉ TAMBIÉN: ¿Qué dice la autopsia de la mujer descuartizada en Isidro Casanova?

"Todavía no hay detenidos pero están investigando a varias personas que estaban vinculadas con ella, como algunas de sus ex parejas", confirmó Pablo. Indicó que tenía una pareja y que ahora los investigadores buscan identificarlo.

Respecto al rodado captado en las cámaras de vigilancia, el yerno de Peralta afirmó que no le parece un vehículo familiar y que su suegra "siempre se manejaba en colectivo y caminando, pero nunca en auto". Además desconocía que alguna de sus parejas haya tenido un Fiat Duna color blanco, como el que los investigadores intentan localizar.

"Hay un vecino de la zona que dijo que vio el auto y la patente. Si es así, por favor, que se comunique con nosotros, que estamos buscando Justicia por mi suegra", pidió Pablo.

LEÉ TAMBIÉN: Escabrosos detalles del crimen de la mujer abandonada en una sábana

Según declaró su ex marido a la policía, Peralta tenía dos hijos, era adicta a las drogas y se prostituía en la vía pública. El hombre, que es changarín, contó que la víctima alquilaba una habitación con otras mujeres y que ejercía la prostitución sobre la Ruta Nacional Nº3 y las vías de la estación de Isidro Casanova.

Aseguró que ambos estaban separados desde hace tres o cuatro años, aunque la vio por última vez el pasado domingo por cuestiones vinculadas a los dos hijos en común que tienen, ocasión en la que terminaron discutiendo.

El hombre contó que se enteró por Facebook que había aparecido un cuerpo de mujer por Isidro Casanova, por lo cual se dirigió a la comisaria San Alberto, con el fin de establecer si podía tratarse de su ex pareja. Lo llevaron a la Morgue Judicial de La Matanza, donde reconoció por fotos de los tatuajes a Peralta.

 De acuerdo al resultado de la autopsia practicada en la tarde del martes, la mujer fue asesinada de 21 puñaladas que le provocaron lesiones vitales, 8 de las cuales fueron en el hombro, 7 en la cabeza, 5 en el cuello y una en el antebrazo.

Asimismo, según el informe preliminar de la necropsia, la data de muerte fue estimada entre 12 y 24 horas y el cadáver no presentaba signos de defensa ni de abuso sexual, mientras que la bolsa en la cabeza fue colocada post mortem.

Ver más productos

San Jerónimo Ranuzzi, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a San Jerónimo Ranuzzi

Perón y Evita, una nueva era política en el país

De Perón a Fernández, un país siempre convulsionado

Los feligreses demostraron la devoción por la Virgen en su día (Carlos  Ventura - Diario Crónica)

Ceremonia impregnada de espíritu bergogliano

Ver más productos