En un insólito suceso que se registró entre las localidades bonaerenses de Zárate y de Campana, cuatro delincuentes -dos de ellos hermanos- dedicados al robo de casas, fueron apresados por los efectivos policiales porque se detuvieron a almorzar en una parrilla, luego de haber desvalijado una vivienda.

Los voceros del departamento judicial de Zárate - Campana revelaron a cronica.com.ar que los implicados son dos hermanos de 30 y 24 años, y otros dos hampones, de 30 y 27.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, los marginales resultaron capturados por los pesquisas policiales destinados en la Dirección Departamental de Investigaciones (D.D.I.) de Zárate - Campana, apoyados por uniformados del Comando Patrulla (C.P.) de Campana.

 

Trascendió que los malvivientes fugaban en un VW Fox negro, con el domino terminado en 636, y finalizaron interceptados al detener la marcha, para almorzar, en una parrilla, ubicada junto a la Ruta Panamericana, en el ramal que conduce a la Capital Federal.

Momentos antes, los forajidos habían consumado un asalto en el domicilio de un anciano, de 72 años, del cual habían escapado por los techos de los inmuebles aledaños, llevándose numerosos elementos de valor.

Sin embargo, un vecino de esa zona observó los movimientos de los marginales y le avisó de lo ocurrido a la víctima, quien se hallaba en esos momentos en el interior del comercio de uno de sus sobrinos.

 

Con rapidez el damnificado alertó de la situación al número telefónico de emergencias 911.

A los involucrados en el ilícito les secuestraron alhajas, electrodomésticos, herramientas, prendas de vestir, una suma de dinero y teléfonos celulares.

Intervino en la causa, que fue caratulada “Robo por efracción por escalamiento, en poblado y en banda”, la Unidad Funcional N° 7 de los tribunales de Zárate - Campana.

Por F.V.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy

Ver comentarios