Se conocieron detalles en el horrendo caso de la nena de dos años que murió en confusas circunstancias, en el partido bonaerense de Ezeiza. Por el tremendo suceso, los funcionarios resolvieron aprehender, preventivamente, al padre y a la madre de la pequeña, debido a que la víctima presentaba signos de desnutrición y también de presunto abuso sexual.

Los voceros del departamento judicial de Lomas de Zamora revelaron a cronica.com.ar que  la chica, identificada como Agustina Alay Barberán, de dos años, tenía señales de violación, pero además contaba con un severo cuadro de desnutrición y falta de higiene.

De acuerdo a lo agregado por los informantes, estos datos surgieron de la operación de autopsia que se le efectuó a la menor, en el episodio que se descubrió el 18 de diciembre pasado.

Trascendió que la niña debía ser sometida a una serie de intensos cuidados, ya que había nacido con siete meses de gestación, pero, a su vez, se estableció que no generaba glóbulos rojos y que tenía un bajo número de plaquetas.

Aquel día, en horas de la mañana, la criatura fue conducida por su padre, de 25 años, y su madre, de 19, hasta la Base de Salud N° 5 situada en la calle Manuel Belgrano al 200, en Tristán Suárez.

Médicos del centro asistencial comprobaron que la menor carecía de signos vitales y entonces, de urgencia, la derivaron al Hospital de Ezeiza, en el sur del conurbano provincial.

Al respecto, se determinó en este nosocomio que la nenita había perdido la vida.

Intervinieron en la causa la doctora María Lorena González, fiscal de la Unidad Funcional N° 3 de Ezeiza -especializada en Delitos Sexuales, en Delitos Conexos a la Trata de Personas, y en Violencia de Género y Familiar-, y el Juzgado de Garantías N° 7, pertenecientes a los tribunales lomenses, quienes resolvieron convocar a los integrantes de la Policía Científica para la realización de pericias, destinadas a lograr el esclarecimiento del episodio.

Basándose en nuevas pruebas, los uniformados de la comisaría de Tristán Suárez (2ª de Ezeiza) concretaron una requisa en la finca en la que dicha niña habitaba en compañía de sus progenitores, ubicada en La Paz al 800, entre Juan de Garay y Pedro de Mendoza, en la localidad bonaerense de Carlos Spegazzini.

Hasta el momento, los padres de la menor se encuentran arrestados de manera preventiva, en un expediente que se recaratuló “Abandono de persona seguido de muerte”

Por F.V.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy