Una adolescente de 16 años fue detenida en la ciudad salteña de Orán, acusada de haber matado a cuchillazos a un joven y herir a otro, quienes previamente la habían atacado, presuntamente durante un robo. El hecho ocurrió en el barrio Libertad y se descubrió porque dos jóvenes concurrieron en un auto a la comisaría 24 y pidieron auxilio para un tercero que presentaba lesiones de arma blanca.

El herido, luego identificado como Eduardo Mendoza (21), fue trasladado al hospital San Vicente de Paul, pero falleció poco después debido a un "shock hipovolémico secundario de hemotórax bilateral por heridas y perforaciones en ambos pulmones". La adolescente quedó detenida en su casa por disposición del Juzgado de Menores N° 2, en tanto que la investigación continúa para establecer las circunstancias en que sucedió el hecho, ya que la chica se habría defendido.

La adolescente de 16 años y su novio de 19 estaban muy cerca de la esquina de calle San Martín y pasaje Aguarde, en el barrio Libertad. Según trascendió, dos jóvenes, de 21 años y otro de 17, se les aproximaron aparentemente para robarles. Entonces se habría generado una pelea en la que uno de los recién llegados extrajo un cuchillo que intentó utilizar contra el novio de la chica.

Una versión no confirmada indicaba que al atacante se le habría caído el cuchillo al suelo, hecho que habría aprovechado la adolescente para tomar el arma y repeler a los supuestos delincuentes. Uno de ellos recibió mortales puñaladas en la espalda, mientras que el otro terminó con cortes en los brazos y otras heridas menores.

La policía informó que casi a la medianoche dos personas llegaron en un vehículo particular, hasta la comisaría 24 en el barrio Docente, de Orán. Pedían auxilio para un joven que tenía profundas heridas; sin embargo, a pesar de sus esfuerzos, el muchacho ya había fallecido. El otro, de 17 años, quedó internado y detenido.

Una fuente dejó entrever que los dos atacantes serían conocidos en el ambiente delictivo oranense. Incluso ambos serían vecinos de los novios a los que intentaron robarles. Se esperan los resultados de las pericias.