Un violento robo ocurrió el pasado miércoles, en horas de la tarde, cuando un hampón ingresó con una escopeta, tipo tumbera, a una heladería situada en la ciudad de La Plata.

En las imágenes se puede apreciar como un pibe, de violenta actitud, increpa al cajero del comercio y lo ultima a levantar las manos, para evitar que realizara algún tipo de maniobra que pudiera frustra el golpe.

Tras "reducir" al empleado continua amenazándolo para que le de la recaudación de la caja registradora.

Más tarde escapó llevandose el dinero y unos papeles que se encontraban sobre el mostrador, entre los que había una lista con los precios de los productos.

Por último, en diez días el local sufrió dos robos, y pese a que todo quedo registrado por las cámaras de seguridad, no hay detenidos hasta el momento.