El suceso ocurrió pasadas las 6 de este sábado en el cruce feroviario de la calle Gorriti, a pasos de la avenida Juan B. Justo, en Palermo. Una chica de 20 años, que había ido a bailar con amigos a un boliche situado a pasos de ahí, encontró la muerte de manera trágica.

De acuerdo a lo trascendió, uno de los zapatos de la joven, identificada como Luna González Menéndez (se hacía llamar Luna Coel), estudiante de bioquímica en la UBA y aficionada a la fotografía, quedó atascado en las vías, segundos antes de que un convoy del ferrocarril San Martín, dirección a provincia, la embistiera.

Las circunstancias no quedaron establecidas en forma debida y la policía solicitó testigos para llegar a una conclusión.