Un anciano, de 72 años, fue víctima de un clásico acto de sextorsión, ya que integrantes de una banda de falsos policías lo obligaron a que les pagara 5.000 pesos y les comprara camiseta del Barcelona y otras prendas deportivas, para no divulgar públicamente fotos íntimas del septuagenario. La víctima se había contactado por Facebook con una joven, quien era parte del grupo delictivo, oportunidad en la que se intercambiaron imágenes desnudos. El caso sucedió en la ciudad bonaerense de Mar del Plata y el jefe de la gavilla es un recluso, que actualmente se encuentra alojado en un establecimiento carcelario. La esposa del reo y otra mujer, que eran cómplices de este preso, resultaron apresadas en la zona balnearia de Villa Gesell.

Voceros del departamento judicial marplatense revelaron a cronica.com.ar que los delincuentes, que simularon ser efectivos policiales, primero le reclamaron al damnificado el pago de 60.000 pesos, aunque luego bajaron la cifra a 30.000 pesos, para finalmente convenir en la entrega de 5.000 pesos.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, la víctima tuvo que depositar el dinero en una cuenta bancaria que le indicaron los marginales, quienes además le exigieron al anciano que les comprara prendas deportivas y camisetas del club Barcelona, las cuales el septuagenario debió enviarles por correo a los miembros de la mencionada organización de sextorsionadores.

 

Trascendió que dos mujeres, de 33 y 25 años, que integraban la banda, finalizaron capturadas por los pesquisas de la Dirección Departamental de Investigaciones (D.D.I.) de Mar del Plata, quienes les incautaron en su poder cuatro aparatos de telefonía celular y parte de las ropas que habían sido adquiridas por el anciano.

Una de las viviendas que fue allanada por los investigadores policiales.

Estas imputadas fueron localizadas en fincas situadas en paseo 115, entre Circunvalación y avenida 27, y en Paseo 117 y avenida 15, en jurisdicción de Villa Gesell.

La situación había sido denunciada el 17 de agosto pasado ante la Justicia.

Se comprobó que los malvivientes fingían ser funcionarios policiales y que el líder de dicha gavilla era un presidiario, de 25 años, alojado actualmente en el pabellón N° 14 de la Unidad Penitenciaria N° 15, en la ciudad de Mar del Plata, quien se determinó que es pareja de la menor de las mujeres que ha sido capturada en el expediente.

Con los datos obtenidos en el sumario, los servidores públicos concretaron una requisa en el citado penal, debido a que habría sido el reo la persona que se presume se comunicó telefónicamente con la víctima, para exigirle la entrega de objetos de valor.

 

Una de las mujeres se había contactado por la red social Facebook con el anciano, quien, tras ser seducido por la delincuente, intercambió fotos íntimas con ella, al desconocer que esa situación era una clásica maniobra extorsiva.

Intervino en la causa el doctor Juan Pablo Lodola, fiscal de la Unidad Funcional N° 12 de los tribunales marplatenses.

Por F.V.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy

Ver comentarios