Las autoridades investigan la muerte de una mujer, de 61 años, cuyo cadáver baleado apareció en la vivienda en la que residía la sexagenaria, en la localidad bonaerense de Ranelagh, en el partido de Berazategui. Se creyó en un comienzo que la víctima había padecido un femicidio, pero ahora se cree que en realidad se habría suicidado, porque estaba deprimida.

Voceros judiciales revelaron a cronica.com.ar que el hecho, que ocurrió en horas del mediodía del lunes pasado, pero que se conoció este miércoles, se descubrió en una finca situada en calle 206 al 700, entre 257 y 258, donde los integrantes del Comando Patrulla (C.P.) de Berazategui, que habían recibido una denuncia al número telefónico de emergencias 911, hallaron el cuerpo sin vida de la mujer, que yacía sobre la cama, en la habitación matrimonial, en tanto que, junto al cadáver, se observaba un arma de fuego.

 

De acuerdo a lo agregado por los informantes, el esposo de la sexagenaria sostuvo que estaba en la vereda de dicho inmueble, oportunidad en la que escuchó una detonación, para luego ver el cuerpo de su pareja en el sector del dormitorio.

Servidores públicos destinados en la comisaría de Ranelagh (2ª de Berazategui) comenzaron a investigar el episodio, ya que se afirmaba que la mujer había sido asesinada, pero ahora se sospecha que la víctima habría decidido quitarse la vida efectuándose un disparo, debido a que padecía un cuadro depresivo.

 

Intervino en la causa la doctora Gabriela Hebe Mateos, fiscal en turno de la Unidad Funcional N° 3 de Berazategui, quien resolvió convocar a los peritos de la Policía Científica para la realización de varias diligencias en el mencionado domicilio, determinándose luego que la occisa presentaba un certero impacto de bala en la región torácica.

Por motivos legales, no divulgaremos los datos filiatorios de las diversas personas implicadas en este suceso. 

Por F.V.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy

Ver comentarios